¡Draghi salva a la reina!

27 de enero de 2017

27 de enero de 2017 — En una carta dirigida a los miembros italianos del Parlamento Europeo, Marco Valli y Marco Zanni, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, reveló que la mitad de la totalidad del Programa de Compras de Activos (APP en sus siglas en inglés) del BCE ¡se había utilizado para rescatar financieramente a la City de Londres! (https://www.ecb.europa.eu/pub/pdf/other/170120letter_valli_zanni_1.en.pdf?be6aea5c0aa3596d1d08149b510ea707)

El APP funciona de tal forma que el BCE le compra a otros bancos una cuota de valores soberanos, corporativos y respaldados por activos, a fin de proporcionarles la liquidez que necesitan esos bancos. El BCE no compra directamente esos bonos, sino que lo hace a través de los respectivos bancos centrales de cada nación del “sistema del euro”. Los bancos reciben liquidez de inmediato de parte del BCE, y los balances entre los bancos centrales de cada nación (BCN) se compensan por medio del llamado sistema de compensación “TARGET2”.

Draghi informó que “alrededor del 80% de los bonos [fueron] adquiridos por los bancos centrales nacionales, y aproximadamente la mitad de esa compra la hicieron contrapartes ubicadas fuera de la zona del euro, las cuales mayormente tienen acceso al sistema de pagos del TARGET2 por medio del Deutsche Bundesbank”, el banco central de Alemania.

Para dar más explicaciones, Draghi se refiere en su carta a un informe del BCE de marzo del 2016, que dice: “Instituciones de crédito domiciliadas fuera del área de participación del sistema del euro en el TARGET2, a través de un Eurosistema de BCN [bancos centrales nacionales], sobre todo en el caso de los principales bancos internacionales que operan en la City de Londres”.

Hasta ahora, el BCE le ha aportado a los bancos europeos 1,400 millones de euros en liquidez por medio del APP. El programa va a continuar al menos durante todo el 2017, de manera que al final del año, los bancos habrán recibido alrededor de 2 billones de euros (un 2 con 12 ceros) lo que quiere decir que la City de Londres habrá recibido casi 1 billón de euros de parte del BCE, ¡utilizando como conducto al Bundesbank!

Cuando le informaron lo anterior a Lyndon LaRouche, él sugirió que habría que resaltar esto como el aspecto más relevante de lo que Draghi presenta en su carta. Esto es una indicación más de la naturaleza del proyecto del euro, tal y como se lo impusieron a Alemania en 1989 la Thatcher, entonces primera ministra británica y por Mitterrand, entonces Presidente de Francia.