El equipo de Obama lanza un asalto judicial en contra del gobierno de Trump

9 de febrero de 2017

8 de febrero de 2017 — Se han presentado dos distintos recursos de Amicus Curiae (Amigo de la Corte) en representación de la demanda del estado de Washington en contra del veto a la inmigración del gobierno de Trump, por parte de personajes prestantes del equipo de Obama y del establo de George Soros. A ninguno les preocupan los inmigrantes; estas acciones las ostentan abiertamente solo como la primera escaramuza en una guerra más amplia, frontal, para derrocar al gobierno de Trump y volver a los viejos buenos tiempos de los últimos 16 años de infierno en los Estados Unidos.

Tomemos el expediente de seis páginas presentado por 10 antiguos funcionarios de seguridad nacional. Hacen la acusación de que el veto estuvo “mal diseñado, mal implementado y mal explicado” y no fue aprobado por “profesionales de carrera”. ¿Quién escribió este expediente? El profesor de Yale Harold Koh, asesor legal del Departamento de Estado en el primer gobierno de Obama, quien escribió la defensa “legal” del programa ilegal e inhumano de asesinatos extrajudiciales mediante el uso extenso de drones; Koh entrenó al abogado de las torturas de Bush, John Yoo; fungió en la junta directiva de Human Rights Watch de George Soros y defendió las negociaciones con las narcoterroristas FARC de Colombia cuando era funcionario del Departamento de Estado.

El expediente fue firmado por Madelaine Albright, siete ex funcionarios de Obama, en puestos desde altos agentes de la CIA, contraterrorismo, seguridad nacional y seguridad interna (Susan Rice, Avril Haines, Lisa Monaco, Michael Morell, Leon Panetta, Janet Napolitano y John Kerry) y dos altos funcionarios de Bush (Michael Hayden y John McLaughlin).

El Washington Post admite descaradamente en un artículo del martes 7 que el recurso fue presentado como “parte de un movimiento naciente que busca combinar las actuales protestas públicas con los esfuerzos de personajes del gobierno anterior que están dispuestos a desafiar formalmente de palabra y hechos al gobierno de Trump”. El 27 de enero, el ex presidente Obama, recuerda el Post, hizo un llamado a seguir con las protestas masivas en contra de Trump.

Un segundo recurso Amicus Curiae de 23 páginas fue presentado por 16 procuradores generales estatales demócratas. Este expediente fue organizado por el procurador general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, quien, informa Político el 3 de febrero estableció en su oficina un cuarto de guerra con el objetivo de “Atrapar a Trump”, inmediatamente después de las elecciones, con instrucciones a su equipo de que se preparasen para acumular material para moverse en contra de Trump en cuanto se presentara la oportunidad. Político calificó a Schneiderman como “el dirigente de la resistencia contra Trump”, y se pregunta en el encabezado del artículo: “¿Derrocará este hombre a Donald Trump?”.

El New York Times publicó el 6 de febrero otros detalles sobre cómo Schneiderman está organizando una red de procuradores generales estatales del Partido Demócrata para que funcionen como una “cuarta rama del gobierno”, según citas del procurador general del estado de Nuevo México, Héctor Balderas. El recurso de Amicus Curiae del estado de Washington es “la primera prueba del aparato judicial demócrata bajo el nuevo gobierno”, le dijo Schneiderman al Times. La aduladora de Hillary Clinton, Debbie Wasserman Schultz, “exhortó” al grupo de Schneiderman a que se consideren como “la última línea de defensa”, según el Times. No es ninguna sorpresa que el hijo de George Soros, Alex, haya elogiado públicamente a Schneiderman como un valiente combatiente en contra de Trump, al menos así lo hizo en su última reunión en agosto del 2016.