Presidente Zuma de Sudáfrica flanquea la operación destructiva de cambio de régimen

11 de febrero de 2017

11 de febrero de 2017 — El Presidente sudafricano, Jacob Zuma, estaba preparado para enfrentar a los destructores inspirados por los británicos y dirigidos por George Soros, Barack Obama y demás. El jueves 9 dio su Mensaje a la Nación ante el pleno de ambas Cámaras del Parlamento en Ciudad del Cabo, en donde puso énfasis en la necesidad de liberarse económicamente, no solo lograr la independencia política, con citas del héroe del partido gobernante ANC, Oliver Tambo.

Pero las verdaderas noticias del evento no fueron tanto el texto de Zuma sino la incapacidad de la pandilla que exige cambio de régimen para ganar terreno, como lo definió un comentarista, a la vez que quedaron evidenciados por su extremismo. Se le permitió durante más de una hora a los Combatientes por la Libertad Económica (EFF) de Julius Malema, sabotear y lanzar alegatos absurdos e insultos en el Congreso, antes de que el presidente de la Cámara les pidiera que se retiraran. Cuando no lo hicieron y llegó la seguridad, el EFF se lió a puños. Se dice que la seguridad usó gas lacrimógeno y spray pimienta en el Congreso para desalojar a los miembros del EFF.

Afuera se evitó que hubiera enfrentamientos mayores mediante el despliegue conjunto de la policía y el ejército. Mientras tanto, el partido gobernante ANC organizó un evento a favor de Zuma aparte, en un sitio cercano, que reunió más de mil personas, muchas más que los que llegaron con otras intenciones.

El Mail & Guardian, el principal periódico de los alborotadores, se vio forzado a publicar un artículo que empieza diciendo: “Las protestas planeadas afuera del Parlamento en donde el Presidente Zuma pronunciaba el Mensaje a la Nación, no pudieron ganar terreno, ya que más de mil personas se congregaron en el Gran Desfile en donde el ANC sostenía su primera asamblea popular en su historia”.

Mientras tanto, la BBC, saca una desquiciada cobertura del evento, ¡como si ya se hubiera iniciado el cambio de régimen!

Lo que es claro es que los oponentes de Zuma en el nivel más alto son parte de la misma pandilla que está combatiendo al Presidente Trump.