Abrumado por los escándalos el Presidente de Argentina enfrenta huelgas laborales

15 de febrero de 2017

14 de febrero de 2017 — El movimiento sindical argentino está preparando una huelga nacional y una protesta de masas en contra del cada vez más plagado de escándalos y poco popular Presidente Mauricio “papeles de Panamá” Macri, cuyas políticas económicas dictadas desde Londres y Wall Street han llevado al país a una crisis que evoca la década de 1990.

La Confederación General del Trabajo (CGT) estableció el 7 de marzo como el día en que se llevará a cabo una marcha de protesta a nivel nacional, y se espera que anuncie una huelga nacional en contra de Macri, pronto. En tanto que el liderato burocrático de la CGT preferiría negociar con Macri, ya no pueden seguir ignorando la furia de la población por los continuos despidos, el aumento de alrededor de un 50% en las tarifas de los servicio públicos, el intento de eliminar los derechos de los trabajadores, y el cierre de pequeñas y medianas empresas que generan un 70% de los empleos en el país.

Casi todos los grandes proyectos de infraestructura que se estaban construyendo o que estaban planeados cuando Macri asumió el cargo en diciembre del 2015, están medio paralizados o parados completamente. Esto incluye la represa hidroeléctrica de Chihuido que los rusos estaban financiando, y el complejo hidroeléctrico Kirchner-Cepernic en Santa Cruz, financiado por los chinos, proyectos estos que la ex Presidente Cristina Fernández de Kirchner firmó en el 2014 con el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, y con el Presidente de China, Xi Jinping, respectivamente.

Los trabajadores bancarios anunciaron que harán una huelga nacional de 24 horas el 17 de febrero, porque el gobierno se rehúsa a permitir que los bancos paguen sueldos como fueron acordados en los contratos colectivos. También se espera que los maestros en la provincia de Buenos Aires, la de mayor población del país, anuncien que van a hacer una huelga general, en protesta por el rechazo del gobernador a permitir un aumento mayor del 18% al sueldo actual, a pesar de que la tasa de inflación anual es de cerca del 40%. El poderoso sindicato metalmecánico, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), del cual 80.000 de sus afiliados fueron despedidos, va a tener una marcha de protesta el día 14 y además se va a unir a la huelga nacional, como también lo hará el sindicato de camioneros de Argentina. Muchas organizaciones sociales y comunitarias están respaldando el llamado a la huelga general.

El índice de popularidad de Macri sigue cayendo en picada, en tanto que la popularidad de Cristina Fernández a aumentado. Está previsto que ella presente su candidatura al Senado por la Provincia de Buenos Aires para las elecciones de mediados de período en octubre, a pesar de la persecución judicial y política sin precedentes en contra de ella. Fernández está denunciando con mucha agresividad a Macri por sus políticas genocidas, por el aumento del desempleo, la destrucción de los derechos de los trabajadores, y el asalto generalizado al bienestar general de la población.