Presidente Trump ataca a la comunidad de inteligencia por su filtración “ilegal” de documentos en el caso del general Flynn

16 de febrero de 2017

16 de febrero de 2017 — En una serie de tuits que hizo el Presidente Donald Trump durante el miércoles 15, y también en su rueda de prensa con el primer ministro israelí, Benyamin “Bibi” Netanyahu, despachó de manera pronta y efectiva la histeria que emanaba de los diarios The New York Times, The Washington Post y demás medios que han estado haciendo una alharaca con la renuncia de Michael Flynn y los supuestos nexos de Trump con Rusia.

El NYTimes se pasó el día desgañitándose con el cuento de que las agencias de inteligencia y de seguridad interna de Estados Unidos (esos bastiones de integridad como el FBI y la NSA, de la que tanto ha dado a conocer Snodwden), interceptaron “repetidas comunicaciones” de funcionarios rusos con personas asociadas a Trump no identificadas; mientras tanto, Trump tuiteó temprano en a mañana que “el verdadero escándalo aquí es que la ‘inteligencia’ regalando ilegalmente información clasificada como si fueran dulces. ¡Muy antiamericano!” En otro tuit, dijo que “el disparate de la conexión rusa es solamente un intento de encubrir los muchos errores que se cometieron en la campaña perdedora de Hillary Clinton”. Luego más tarde, tuiteó “los medios noticiosos piratas se han vuelto locos con sus teorías conspirativas y odio ciego. @MSNBC y @CNN son infumables”.

En su conferencia de prensa con Netanyahu, Trump calificó al general Flynn como un “hombre maravilloso” a quien “los medios han tratado muy injustamente, o como yo los llamo, los medios piratas. Es algo muy triste que haya sido tratado tan mal. Además de eso, las agencias de inteligencia han filtrado documentos, han filtrado cosas, y es un acto delictivo, un acto penal, y ha estado sucediendo por mucho tiempo —antes de mi— pero ahora sigue realmente. Hay personas que quiere encubrir la terrible pérdida que tuvieron los demócratas con Hillary Clinton. Yo creo que es muy, pero muy injusto lo que sucedió al general Flynn... y los documentos y papeles que fueron infiltrados ilegalmente, y subrayo esto, ilegalmente; muy, pero muy injusto”.

Mientras tanto, algunos miembros del Congreso se golpean el pecho como gorilas, como el demócrata de Maryland, Steny Hoyer y el senador demócrata de Nueva York, Chuck Schumer, quienes dicen que el general Flynn pudiera haber incurrido en “infracciones penales”. Hoyer le dijo a CNN que la renuncia de Flynn “no acaba con el problema”, porque hubo “un patrón que continúa”. Schumer pide una investigación aparte de las supuestas infracciones de las agencias de seguridad, y advierte que el Procurador General Jeff Sessions se debe recusar de cualquier investigación debido a sus nexos con la Casa Blanca.