México habla de voltear hacia China

21 de febrero de 2017

21 de febrero de 2017 — El ex embajador de México en China (del 2001 al 2007) Sergio Ley López, razona en un artículo publicado por el diario El Universal el 19 de febrero, que China le ofrece a México la única oportunidad económica adecuada que el país necesita urgentemente para diversificar la abrumadora dependencia de la economía de Estados Unidos, creada por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El argumento del embajador lo respalda el periódico en su editorial del mismo día, el cual destaca que la próxima reunión de la Comisión Binacional Permanente de México y China, en Pekín, (que no tiene fecha definida todavía) brinda la oportunidad para que haya un giro hacia China como “nueva aliada” de México.

Bajo el TLCAN, México generó “una brutal dependencia del mercado estadounidense” a donde se dirige el 81% de sus exportaciones, escribió el embajador Ley. La crisis creada por los cambios que quiere hacer Trump en el TLC, se deben asumir como oportunidades. Los mercados de México en Iberoamérica no son suficientemente grandes como para adquirir todas nuestras exportaciones; la Unión Europea (UE) está en una crisis social y financiera difícil de resolver; India es una mercado interesante, pero se tiene que trabajar mucho antes de que esa sea una oportunidad. “En este contexto, es importante voltear nuestra mirada hacia China, la segunda economía más grande del planeta y nuestro segundo socio comercial que ha extendido una mano y es hora de tomarla, con firmeza, decisión, compromiso y arrojo”, escribió Ley.

China está esperando “recibir un planteamiento concreto, preciso y audaz” de cómo es que México intenta reposicionarse económica y políticamente con China cómo aliada. El embajador reiteró (ya por un tiempo viene impulsando activamente esta estrategia) que el hecho de que China haya sacado a más de 500,00 personas de la pobreza extrema mediante la creación de empleos, no repartiendo limosnas, creando de esa manera un enorme mercado nacional, no tiene precedente. México puede aprender de esto.