Ministro de Defensa ruso ataca las revoluciones de color y a la OTAN

24 de febrero de 2017

24 de febrero de 2017 — El ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, dio un discurso muy amplio en una reunión del Foro de Todas las Rusias en el Instituto Estatal de Relaciones Internacionales, en Moscú, titulado “Cooperación político-militar y económico-militar: tendencias modernas”.

“Las relaciones entre los Estados se han vuelto cada vez más tensas”, señaló Shoigu al inicio, según la transcripción que fue colocada el sitio electrónico del Ministerio de Defensa ruso. “Los intentos de Occidente dirigidos por Estados Unidos para obstaculizar el establecimiento de un nuevo orden mundial justo nos está llevando al aumento del caos, la anarquía y manifestaciones de protesta en muchos países”.

Las instituciones internacionales son inestables y el terrorismo sigue siendo una amenaza a nivel mundial, dijo Shoigu. “En estas condiciones, es necesario que unamos los esfuerzos de las instituciones públicas y sociales para proteger a los intereses nacionales y fortalecer la defensa de nuestro país”, agregó. “Aquí el desarrollo de las Fuerzas Nucleares Estratégicas siguen siendo una prioridad absoluta. Las armas nucleares rusas garantizan la disuasión de cualquier agresión de cualquier país extranjero”. Sin embargo, el papel futuro de las armas nucleares en la disuasión de un agresor potencial cada vez será menor. “Primeramente, se verá reducido por el desarrollo de armas de gran precisión”, afirmó. El potencial de impacto de nuestras armas de gran precisión se va a incrementar en 4 veces para el 2021”.

Shoigu hizo después una reseña de los logros de las fuerzas armadas rusas en Siria, entre los cuales se cuenta el suministro de la ayuda humanitaria y la difusión del proceso de reconciliación. Dijo que, como resultado de las operaciones de la Fuerza Aeroespacial Rusa, “se ha interrumpido una cadena de revoluciones de color en los países del Medio Oriente y de África”.

Luego Shoigu atacó muy fuerte a la OTAN: “En cuanto a las relaciones con la OTAN, el liderato de la Alianza continúa rechazando todas las formas de cooperación práctica con la parte rusa”, afirmó. “En vez de unir esfuerzos para combatir el mal común —el terrorismo internacional— la OTAN alega que Rusia es la principal amenaza y sigue acumulando su potencial militar cerca de nuestras fronteras. La OTAN ha incrementado significativamente el número de ejercicios militares que lleva a cabo en Europa Oriental, en el Mar Báltico y en el Mar Negro. Estos en su mayoría tienen un carácter antirruso”.

“La actividad de inteligencia de los países de la OTAN ha venido aumentando a lo largo de las fronteras rusas. En los últimos 10 años, la cantidad total de vuelos de reconocimiento cerca de las fronteras con Rusia aumentó 8 veces. En comparación, 107 vuelos como estos se hicieron en la década de 1990, 298 vuelos en la década del 2000, y en el 2016 se hicieron 852 vuelos”, dijo Shoigu. “Hemos registrado buques de la OTAN armados con misiles en el Mar Negro de manera cada vez más frecuente. El Sistema de Defensa Antimisiles de Estados Unidos en Europa se llevó al nivel de disponibilidad operacional inicial”.

Finalmente, señaló que los presupuestos de defensa juntos de todos los Estados miembros de la OTAN es de alrededor de $900 mil millones de dólares, más de 10 veces el gasto en defensa que hace Rusia. A pesar de todo esto, sin embargo, “estamos listos a establecer un diálogo equitativo con Bruselas acerca de todos los problemas actuales de seguridad global y regional”, subrayó Shoigu.