Grupo de médicos pide reemplazar el Obamacare con una cobertura de pago único

28 de febrero de 2017

25 de febrero de 2017.- “El Presidente Donald Trump y los republicanos en el Congreso prometieron derogar y reemplazar la Ley de Cuidados Asequible y Protección al Paciente (ACA)... con algo mejor”, escribieron dos médicos en Annals of Medicine el sábado 25, en representación del grupo Physicians for a National Healthcare Policy (Médicos por una Política Nacional de Atención Médica, o PNHP, por sus siglas in inglés). Los doctores Steffie Woolhandler y David Himmelstein proponen un seguro de salud nacional con un sistema de pago único que reemplace al Obamacare: “Si bien no parece factible que las propuestas de los republicanos puedan lograr el triple objetivo del Presidente Trump (mejor cobertura, mejores prestaciones y menores costos), una reforma con un pago único sí lo lograría”.

PNHP va a llevar a cabo un día nacional de cabildeo a favor del pago único el 1 de marzo. Woolhandler y Himmelstein proporcionan cifras de que un plan de salud único financiado nacionalmente (algunas veces llamado “Medicare para todos”, aunque el PHNP no usa ese término) produciría más de $600 mil millones en ahorros en relación a los $3,2 billones que se gastan ahora anualmente en salud en los Estados Unidos. Esto sería resultado de reducir costes indirectos de las compañías aseguradoras (comparado con los costes indirectos del Medicare) y los costes administrativos de hospitales y doctores (aproximadamente $115 mil millones) ambos cálculos respaldados por experiencias recientes en Canadá y Escocia. Los doctores asumen, de nuevo con la evidencia histórica que los respalda, que estos ahorros compensarían por lo menos por el aumento que habría en la utilización de los servicios de salud de los estadounidenses de menores ingresos, bajo una cobertura nacional de pago único para todos.

“Nuestro sistema de salud sigue teniendo profundas deficiencias” escriben. “Nueve por ciento de las personas en Estados Unidos no están aseguradas, los deducibles están al alza y las redes se están reduciendo, los costos de nuevo van al alza, el afán de ganancia desplaza con frecuencia los objetivos médicos y los médicos cada vez están más desmoralizados. Se necesitan con urgencia y cuentan con amplio apoyo las reformas que nos sacarían adelante de la ACA”.

Sin embargo, Woolhandler y Himmelstein no hacen ninguna propuesta sobre cómo se va a financiar ese programa nacional de pago único.

Pero ahora que el Obamacare es inviable hasta en sus propios términos, la propuesta del PNHP de reemplazarlo con un sistema de salud nacional de pago único es una medida en la dirección correcta. Los planes de los republicanos en la Cámara de Representantes de “derogar y reemplazar” el Obamacare están atorados en la confusión, y no cuentan con el apoyo del Presidente Trump, en particular en sus intentos errados de recortar aún más y hasta “reemplazar” el Medicare, que es el programa del gobierno federal para los jubilados del Seguro Social.

Un aumento en el impuesto por nómina Medicare que no sea mayor que lo que los empleadores y los empleados están ahora pagando por el seguro aportado por el empleador, parece ser suficiente para cubrir el servicio de salud “Medicare para todos”. Pero eso solo se puede garantizar con una economía que está creciendo con más empleos productivos y mayor productividad, lo que significa que lo que proporcionaría las bases para esto son las “Cuatro Leyes” de Lyndon LaRouche.