El Presidente Trump promete que los Sindicatos de la Construcción van a reconstruir la nación

5 de abril de 2017

5 de abril de 2017 — El Presidente Donald Trump pronunció un discurso ante la Conferencia Legislativa anual de la Federación de Sindicatos de la Construcción este martes 4 en Washington, DC, como un “Presidente constructor que sabe cuánto concreto y varilla se puede colocar al día”, y habló “a los trabajadores cuyas manos, habilidades y sueños van a construir los grandes hitos de nuestro futuro”.

El Presidente Trump continuó aquí con el tema que ya se ha fijado, de reconstruir las ciudades industriales y la infraestructura de Estados Unidos, y sobre la armonía de intereses entre los trabajadores calificados, los industriales y los pobres que viven en las ciudades. Sin embargo, de nuevo, no dio muchos detalles aparte de referirse al plan de invertir $1 billón de dólares en infraestructura nueva y deshacerse de buena parte del engorroso proceso para solicitar permisos.

Los líderes sindicales de EU siempre encontrarán la puerta abierta con Donald Trump, prometió, mientras les demostraba que él conoce a sus sindicatos llamando en voz alta, uno por uno, a todos los grupos sindicalistas constituyentes de la Federación de Sindicatos de la Construcción (Trabajadores del Hierro, Jornaleros etc.)

“A Washington y a Wall Street les ha ido muy, pero muy bien. Ahora es el turno de ustedes” les dijo.

Trump expresó su orgullo por los trabajadores de la construcción que reconstruyeron la ciudad de Nueva York después del 11 de septiembre.

“Mucha gente no entiende, que ustedes son personas muy talentosas; que enriquecen nuestras ciudades y paisajes con trabajos de gran belleza” dijo.

Para concluir, el Presidente se refirió a la construcción del edificio del Empire State, que fue construido en 13 meses durante la Gran Depresión por los sindicatos de la construcción.

“Nuestra gente padeció pasando por las dificultades de la Depresión y las batallas de la Segunda Guerra Mundial y salió avante de estas pruebas más fuertes y más unidas que nunca antes. Ahora, tenemos que apelar de nuevo a esa misma grandeza nacional para hacerle frente a los desafíos de nuestros tiempos”, continuó Trump.

“A solo millas de los pasillos del Congreso y los salones de noticias en Washington, van a encontrar ciudades otrora pujantes arruinadas con lotes baldíos, y poblados industriales otrora florecientes que se han oxidado y están totalmente deteriorados. Frente a mí están hoy, en este mismo salón, los hombres y mujeres que, si se les da la oportunidad, pueden transformar estas comunidades. Ustedes son los ciudadanos que pueden reconstruir nuestras ciudades, revivir nuestras industrias y renovar a nuestro amado país. Y yo sé que nada evitará que cumplan con su tarea.

“Por el resto de sus vidas, todos los que trabajaron en el edificio del Empire State supieron que cuando miraran hacia arriba hacia ese gran paisaje urbano de Nueva York, ellos habían levantado la bandera de las Estrellas y las Franjas en el asta más alta sobre la faz de la tierra, y que en algún lugar en las alturas de las calles de la ciudad, su sitio en la historia, estaba grabado en las vigas de acero.…

“Cuando nos elevemos por encima de los cínicos y los críticos que viven solo para defender el status quo y para defenderse a sí mismos del fracaso, entonces vamos a construir nosotros también un monumento perdurable a la grandeza nacional.

“En este futuro, los trabajadores y artesanos de nuestra nación van a contemplar hacia lo lejos, hacia el vasto paisaje abierto, y van a construir nuevos puentes y nuevas escuelas y nuevos hitos, y orgullosamente van a levantar para que todos vean nuestra brillante y hermosa bandera estadounidense”.