China y Latinoamérica deben forjar la Nueva Ruta de la Seda con el valor de los antiguos exploradores

15 de junio de 2017

15 de junio de 2017 — En un artículo de opinión publicado el 12 de junio por la agencia de noticias china, Xinhua, titulado “La Franja y la Ruta abre más espacio para forjar la comunidad de destino común China-America Latina y el Caribe”, sus autores, Liu Lianxiang y Zhao Hui nos recuerdan que la antigua Ruta de la Seda incluía una ruta desde Asia hasta el puerto de Acapulco, México, con los famosos galeones de Manila, o la Nao de China.

Hoy, señalan los autores, la Ruta de la Seda Marítima del siglo 21 que China propone “se extiende a America Latina y el Caribe”, región que está enormemente ansiosa de participar en este proyecto. El comercio entre estas dos regiones ha aumentado, y “no hay duda de que China y America Latina son socios naturales”. Latinoamérica está muy interesada en alejarse lo más posible de ser una región exportadora de materias primas, y China puede ayudar en eso de manera más activa, afirman los autores del artículo. “China podría contribuir a este proceso con una participación más activa, compartiendo no solamente su filosofía de desarrollo, como la importancia concedida a la infraestructura, sino también las tecnologías avanzadas y los recursos financieros”. Los autores ponen de relieve que los proyectos de infraestructura que China propone —trenes, transporte aéreo, autopistas, canales, comunicaciones, etc.— “sobrepasa la imaginación de la era de la Nao de China, que se limitaba a la conexión marítima”.

Los autores destacan que si el monje y marinero español, Andrés de Urdaneta, que descubrió la ruta de Manila a Acapulco en 1565, “se hubiera rendido ante el mar furioso e impredecible en esa expedición larga y ardua”, la próspera ruta comercial que floreció por 250 años entre Asia e Iberoamérica “no habría prosperado... Hoy en día, es necesario que China y América Latina tengan el mismo coraje y dedicación mostrado por los exploradores del siglo XVI” para vencer a las corrientes proteccionistas que “empiezan a prevalecer en algunas potencias mundiales, y de esta manera mantengan el timón en la ruta del desarrollo mundial”. (Puede leer el artículo completo de Liu y Zhao en: http://spanish.xinhuanet.com/2017-06/12/c_136360154.htm ).