China y África juntan sus manos para erradicar la pobreza en el mundo

27 de junio de 2017

26 de junio de 2017 — En el Centro de Conferencias de la Unión Africana, en Addis Adaba, Etiopía, se reunieron funcionarios de alto nivel, funcionarios públicos, trabajadores sociales que luchan contra la pobreza y planificadores de África y de China el 21 y 22 de junio para el “Diálogo de Alto Nivel China-África y Foro de Centros de Estudio sobre el combate a la pobreza para la prosperidad común”. El bello compromiso de los participantes es nada menos que reproducir el “milagro en la historia del desarrollo mundial” que emprendió China para erradicar la pobreza en su país, en África y en todos los países.

El presidente de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, ministro de Relaciones Exteriores de Chad, inauguró el foro —presidido también por la Academia del Liderazgo de la Unión Africana y el Instituto de Estudios Africanos de la Universidad Normal Zhejiang de China— y dijo a los asistentes que China y África están unidas en su determinación de eliminar la pobreza. “Es una relación de dos vías y podemos aprender considerablemente con humildad los unos de los otros”.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, fijo las altas metas de la reunión en su discurso. “La paz y el desarrollo están muy lejos de haberse alcanzado en muchas partes del mundo. Cerca de 400 millones de personas en África viven por debajo de la línea de pobreza, y más de 40 millones de chinos tienen que ser liberados de la pobreza. China y África tienen que juntar sus manos para combatir la pobreza y lograr el desarrollo común. Esta es nuestra responsabilidad para las generaciones futuras, el objetivo compartido del pueblo chino y del pueblo africano y algo inherente al progreso humano”, dijo Wang. “China y África han sido siempre una comunidad de intereses y futuro compartidos”, señaló. Ahora, “estamos listos para aprovechar las oportunidades que ofrece la Iniciativa de la Franja y la Ruta”, agregó.

Wang prometió que China, “alentará activamente a la comunidad internacional para apoyar a África a fin de elevar los esfuerzos contra la pobreza. Le damos la bienvenida a las asociaciones diversificadas para África y llamamos a todas las partes para rechazar la mentalidad anacrónica del juego suma-cero y que adoptemos el nuevo pensamiento de la cooperación en que todos ganan. Los países desarrollados, en particular, deben de poner más su atención y aumentar su aporte a la causa de la reducción de la pobreza en África, honrar verdaderamente sus compromisos, y ayudar conjuntamente a que África logre una paz duradera, el desarrollo y la prosperidad”.

(http://www.fmprc.gov.cn/mfa_eng/wjb_663304/wjbz_663308/2461_663310/t1472200.shtml).

“¿Cómo puede un polluelo débil ser el primero en volar?”

Wang centró su planteamiento de cómo China había llevado a cabo su “milagro”, en un libro de Xi Jinping, Arriba y fuera de la pobreza, basado en los discurso del Presidente chino y las acciones adoptadas hace 30 años, cuando era líder local del Partido Comunista de China (PCC), y dirigió la campaña para sacar de la pobreza a Ningde, en la provincia de Fujian.

http://www.herald.co.zw/economic-development-lessons-from-xis-book/

Los cuatro principios que se plantean en este libro de discursos sigue siendo la guía para la campaña de China contra la pobreza, dijo Wang. El segundo de estos, capta la esencia de la estrategia necesaria en todas las naciones hoy en día:

“Tomar el desarrollo como la tarea central”, explicó Wang. “El desarrollo es la ‘llave maestra’ para resolver todos los problemas. El PCC y el gobierno a todos los niveles han tomado la economía como la tarea central, hacer del desarrollo la prioridad máxima en el gobierno, concentrando todos los esfuerzos en ello y movilizando a la nación entera en esta tarea. En consecuencia, China se ha convertido en la segunda economía más grande del mundo en solo unas cuantas décadas. Y se han sentado los sólidos cimientos materiales para aliviar la pobreza”.

El libro de Xi Jinping se publicó en traducciones al francés y al inglés a fines de 2016 en respuesta al interés de los líderes africanos, dijo Wang. Se refirió a uno de los discursos de Xi a las autoridades locales sobre como salir de la pobreza, que lleva el atractivo título de “¿Cómo puede un polluelo débil ser el primero en volar?”. Lovemore Chikova, el columnista de “China-Africa Focus” del Herald de Zimbabwe, publicó esta semana el discurso completo de ese libro titulado “Coro económico”, el cual lo califica de “obligatoria lectura para los entusiastas del desarrollo”. Ahí, Xi insistía a los funcionarios locales a entender que, si no se fomenta el desarrollo económico, “nada más andan haciendo chapuza”. El futuro Presidente de China, decía en ese entonces también que:

“Para cantar al unísono, un coro se debe enfocar en el tema y el ritmo. Lo mismo es cierto del trabajo económico. Si cada entrada solo enfatiza la importancia de su propio trabajo, todos los demás siguen su propia pauta y cantan una tonada diferente, y la ejecución fallará inevitablemente... Todos debemos cantar juntos, enfocarnos en el tema del trabajo económico... Para que el coro económicos tenga una valor artístico robusto, se tiene que ceñir a la disciplina coral, así como a la técnica. Cada departamento y cada individuo debe por lo tanto que ser conciente de la estrategia general. Con la misma meta, los esfuerzos concertados, y una voz unificada, produciremos una bella canción melodiosa y resonante”.