Otro paso decisivo en las relaciones sino-africanas para mejorar la vida: agua potable

3 de julio de 2017

3 de julio de 2017 — Para esclarecer aún más el anuncio de China y la Unión Africana sobre la asociación para erradicar la pobreza en África, está a punto de entrar en operación otro proyecto clave para salvar vidas en el Este de África, producto de dicha cooperación. Para el otoño se terminará y entrará en funcionamiento el proyecto de agua potable transfronterizo Etiopia-Djibouti financiado por China, el cual abastecerá de agua potable y segura a más de 700,000 residentes en Djibouti que actualmente no la tienen.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China informó el 30 de junio que el Banco de Exportaciones e Importaciones (Exim) de China había financiado el proyecto, con los préstamos que otorga generalmente a gobiernos, para proyectos que son de largo plazo y a tasas de interés relativamente bajas. El Banco Exim, el Banco de Desarrollo de China y el Banco Nacional de China son con mucho los más grandes proveedores de crédito para proyectos en otros países de la Iniciativa Franja y Ruta de China. El Banco Exim acaba de financiar la construcción del ferrocarril con un ancho de vía estándar entre Mombasa y Nairobi en Kenia.

El proyecto hidráulico Etiopia-Djibouti es uno de los más grandes en África, lanzado en el 2015 para resolver el problema de agua potable en Djibouti y fortalecer la cooperación entre los dos países vecinos. Djibouti padece una carencia crónica de agua con precipitaciones pluviales anuales de 200 mm en promedio en la mayor parte del territorio nacional. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China informó que el proyecto lo encabeza la compañía china Grupo de Construcción en el Extranjero, y consiste en la construcción de pozos de agua, depósitos de agua y la instalación de una acueducto de distribución del agua de unas 60 millas de largo. Las pruebas sobre el suministro de agua realizadas en junio fueron exitosas.