Puerto Rico rechaza “ofertas” de préstamos, acusan a los fondos especulativos de sacarle ganancias a los huracanes

4 de octubre de 2017

3 de octubre de 2017 — El gobierno de Puerto Rico acaba de rechazar un ofrecimiento “magnánimo” de un grupo de tenedores de bonos que le proponía emitir más deuda para la isla. Funcionarios de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF) dijeron que la oferta “no es viable”, y perjudicaría la capacidad del territorio para recuperarse de la tormenta.

La publicación en línea The Intercept informó el 28 de septiembre que el grupo de tenedores de bonos de PREPA [siglas en inglés de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico] hizo esa oferta el 27 de septiembre, y que ofrecía $1 mil millones de dólares en nuevos préstamos y una permuta de $1 mil millones de dólares en bonos existentes por otros $850 millones de dólares. Estos nuevos bonos hubieran brincado a la primera línea para ser pagados. Entre ese valor inflado y el pago de los intereses, luego de los dos primeros años, los tenedores de bonos se habrían seguramente adelantado en lo acordado, independientemente del alivio de la deuda nominal de $150 millones de dólares. Lo más seguro es que los fondos buitres compraron los bonos a un porcentaje mínimo de su valor real. Para el 27 de septiembre, según la agencia Bloomberg, los bonos se estaban vendiendo a 43.4 centavos de dólar. La deuda actual de la isla es de $72 mil millones de dólares.

La oferta de los fondos especulativos es peor, en términos del alivio de la deuda, que la que hiciera el mismo grupo de tenedores de bonos en abril de este año. La AAFAF informó en su declaración que, “esas ofertas todo lo que hacen es tratar de distraer la concentración del gobierno, y crear la apariencia desafortunada de que esos ofrecimientos se hacen con la intención de que impacten favorablemente el precio de venta de la deuda actual”. Los grupos de acreedores deberían “abstenerse de hacer ofrecimientos de financiamientos indeseados que van en detrimento del pueblo de Puerto Rico”.

A pesar de los llamados de alivio cada vez más amplios, ningún tenedor de bonos ha dicho que los van a acatar, que no sea el alivio de millones como aliciente para aumentar la deuda en miles de millones. De los 51 acreedores que contactó The Intercept, 3 dijeron que habían hecho contribuciones de ayuda a las agencias que trabajan para ayudar a los puertorriqueños. El total de esa ayuda fue de $3.75 millones.