El optimismo del Centro Eurasia se abre paso en el pantano de Washington

6 de octubre de 2017

6 de octubre de 2017 — El Centro Eurasia, una organización con sede en Washington, DC, de estratos empresariales, políticos y diplomáticos comprometidos a vincular empresas estadounidenses con Eurasia, sostuvieron un foro el 4 de octubre en Washington, DC, titulado “La cumbre de la Ruta de la Seda, 2da Conferencia anual: explorando oportunidades empresariales, comerciales y de inversiones en la Nueva Ruta de la Seda”. El evento contó con oradores de varias partes del mundo, todos ellos extremadamente optimistas sobre la Ruta de la Seda y comprometidos a romper el estancamiento que impide que Estados Unidos se una plenamente al proceso.

Hubo un reconocimiento público y manifestaciones de aprecio por la influencia del movimiento de LaRouche. Los dos representantes de la EIR que asistieron, plantearon varios temas en los períodos de preguntas sobre el peligro de una forma de pensar geopolítica (algunos cayeron en esto) versus la perspectiva mundial de China de “todos ganan” y recibieron entusiastas respuestas de apoyo.

Varios de los dirigentes del Centro Eurasia conocen desde hace mucho tiempo a la organización de LaRouche y sus ideas, aunque se podía ver un viraje claro hacia una cooperación abierta. Richard Trifan, su director de Relaciones Gubernamentales (quien habló en el foro de la Asamblea Ciudadana de LaRouchePAC Manhattan el 25 de agosto, sobre la crisis de infraestructura de la ciudad de Nueva York) presidió el panel en la reunión del Centro Eurasia sobre “ciudades inteligentes” en la Ruta de la Seda; notando con sarcasmo que la Ciudad de Nueva York no se podía contar en esa categoría.

Un miembro de un departamento del gobierno de EU, quien desde hace varios años se ha dedicado a tratar de hacer que Estados Unidos entre a la Nueva Ruta de la Seda (pero que solo se reunió con representantes de LaRouche en los últimos meses, está siguiendo ahora todo lo que se sube al sitio de LPAC y recomienda encarecidamente a la gente que participe) destacó en privado que el único material convincente sobre el tema dentro de Estados Unidos proviene del movimiento de LaRouche.

La EIR planteó el punto en el último panel, sobre la objeción frecuente de los geopolíticos de que la Franja y la Ruta no es sustentable porque invierte en áreas que son inestables y corruptas. Señaló que se olvidan del punto central, que el enfoque de China no es en términos de una ganancia a corto plazo, sino hacia una ganancia de largo plazo, una armonía confuciana entre naciones mediante el mejoramiento de los niveles culturales y económicos de dichas naciones, incluso si esto significa que algunos proyectos sean un fracaso económico. Los oradores, un inversionista importante en proyectos a lo largo de la Ruta de la Seda y un banquero inversionista de Pakistán, respondieron ambos con entusiasmo, y coincidieron en que China tiene esta perspectiva más elevada en su política exterior, y dieron varios ejemplos de grandes inversiones en lugares en donde nadie más se ha atrevido a arriesgarse, en donde algunos lograron avances sustanciales, en tanto que otros fracasaron; pero que incluso los fracasos se consideran temporales. “Ellos creen que pudiera tomar 50 años, pero finalmente van a completar los proyectos” dijo uno de ellos.

Uno oficial militar de EU, en discusión con la EIR, sacó una copia gastada, con una gran cantidad de anotaciones del informe especial Puente Terrestre Mundial de la EIR, que parecía que lleva consigo a todas partes, diciendo que era brillante, en especial sobre Rusia.

Voceros del Banco de Desarrollo Asiático (ADB), del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (EBRD) y la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial, todos ellos hablaron sobre la tremenda explosión de inversiones por todos los países de la Ruta de la Seda, alentadas por la Franja y la Ruta de China, pero que también abre las posibilidades de más inversiones de estas instituciones de desarrollo internacionales existentes. El representante del EBRD, en respuesta a la EIR, dijo que la campaña contra Rusia ha parado todas las inversiones en Rusia; no porque lo prohíban las sanciones, sino porque les dijeron que no se aprobaría ninguna propuesta de este tipo de proyectos. Sin embargo agregó, Rusia ha aumentado enormemente en realidad su propia capacidad productiva y ha expandido su comercio con Asia, para superar el impacto de las sanciones.

El director gerente de una compañía de energía de EU dio una presentación geopolítica apoyando el Corredor gasífero del sur Azerbaiján-Turquía para contrarrestar el control ruso sobre las importaciones de gas y petróleo de Europa. Le siguió un vocero sobre temas políticos ruso, quien sarcásticamente le dio las gracias por explicar que Europa ya no necesita gas y petróleo ruso, para después explicar en detalle el viraje ruso hacia Asia, con campos gasíferos gigantescos en el Ártico, la construcción de enormes rompehielos y barcos que transportan gas natural licuado. Dijo que la demanda del futuro está centrada en Asia y que el gas natural licuado del Ártico llegaría hasta Asia oriental en 16 días, en tanto que al gas esquisto de EU le toma 24 días. La realidad es la realidad. El ruso dijo en privado que él lleva años leyendo el material de LaRouche en ruso y que estaba encantado de conocernos.

También hubo una presentación excelente sobre el necesario papel principal de la energía nuclear, con una discusión sobre el papel de pequeños reactores modulares por todos los países de la Ruta de la Seda.

Un orador concluyó presentando una foto del mapa sobre el “territorio central” de Halford Mackinder, diciendo que cuando Xi Jinping anunció la Nueva Ruta de la Seda, la gente corrió a revisar el mapa de Mackinder, preguntándose si China iba a tomar el “centro”. La EIR intervino diciendo que el trabajo de Mackinder fue lo que empezó la Primera Guerra Mundial (el orador saltó: “¡pero qué esperabas, él era de la Escuela de Economía de Londres!), y agregó que China no es de ninguna manera una amenaza “geopolítica”. Varias personas se acercaron después para manifestar que estaban de acuerdo con él.

El Dr. Chen Xiaochen, director de Estudios Internacionales de la Universidad Renmin y del Instituto Changyang de Estudios Financieros, habló dos veces, y dio un panorama integral de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, incluyendo una diapositiva que promueve la “des-geopolitización” del mundo. El Dr. Chen había asistido a la conferencia patrocinada por Chongyand en septiembre del 2015 donde se hizo público la edición en chino del informe Puente Terrestre Mundial de la EIR. Repartió copias a todos de un estudio de Chongyang titulado “Abordando el tren rápido; casos específicos y soluciones prácticas para que EUA se conecte a la Iniciativa Franja y Ruta”. También destacó que Obama y Zoellick le habían exigido a China que fuera una mejor “parte interesada” y que quizá China no estaba haciendo lo que ellos querían. Agregó que Obama les había dicho que no había “almuerzo gratis”; así que china “quiere proveer el almuerzo”.