Parlamentario italiano Marco Zanni exhorta a las facciones españolas a que pongan fin a su “guerra entre pobres” y se unan en contra de la UE

7 de octubre de 2017

7 de octubre de 2017 — El miembro del parlamento europeo Marco Zanni, de Italia, hizo una intervención en la crisis española argumentando que las facciones deben ponerle fin a la “guerra entre los más pobres y los menos pobres” y unir sus fuerzas para defender al Estado nacional en contra de la dictadura de la Unión Europea (UE). Zanni fue entrevistado por el servicios noticioso Sputnik y también puso en su Facebook una declaración que integra la entrevista con Sputnik.

En su publicación de Facebook, Marco Zanni deja en claro que ni el primer ministro español Mariano Rajoy, ni los catalanes están en el bando correcto. “Es una guerra entre los más pobres y los menos pobres, en donde, sin embargo, ambos pierden y los responsables de esto, los verdaderos ganadores, permanecen detrás de la ventana gozando del espectáculo y su victoria.

“El euro y las políticas de austeridad, con sus efectos viles sobre la economía y las condicione de vida de la población, en especial los estratos más débiles, han alimentado conflictos y tensiones dentro de la UE, tanto entre diferentes estratos de la población como entre territorios diferentes dentro del mismo Estado, y transnacionalmente, entre Estados”. Dichas tensiones nos han traído de vuelta a los períodos históricos y “situaciones socio-políticas que podrían precipitar la situación de una manera aún más dramática. Olvídense de los 60 años de paz y prosperidad: hoy, los efectos de las políticas de la UE están alimentando peligrosas guerras civiles dentro de Europa y dentro de Estados miembros.

“Concluyo reiterando un concepto que, por encima de todo, considero yo es fundamental en nuestra batalla en contra de la dictadura de la UE: Hoy, el marco de discusión y lucha democrática en este sistema podrido es y será el Estado nacional y nuestras constituciones nacionales. Dentro de este Estado tenemos que continuar nuestra pelea por una democracia sustancial, no cosmética, para restablecer las protecciones socio-económicas escritas claramente en nuestras constituciones. Nuestra tarea, por lo tanto, es defender la integridad del Estado Nacional, por ser el espacio natural de la dialéctica democrática”.

Zanni concluyó con una referencia al referendo consultivo organizado por la Leg Nord el 22 de octubre en el norte de Italia: “Nosotros podemos discutir ciertamente más o menos autonomía en el manejo de recursos y competencias, y esto puede ser positivo, pero siempre dentro del marco de su contenedor [es decir el Estado Nacional]. Un paso fundamental para preservar la integridad del Estado Nacional es continuar con nuestra lucha en contra de las instituciones antidemocráticas e ilegítimas”.

“Las consecuencias políticas más importantes de lo que sucedió... el domingo en Cataluña, será el fin de este gobierno de minoría y el fin de la carrera política de Rajoy” le dijo Zanni a Sputnik. “De hecho, sin el apoyo del Partido Nacionalista Vasco (PNV), él [Rajoy] no va a poder lograr que se apruebe el presupuesto 2018 en el parlamento, lo cual detonará la convocatorias a elecciones anticipadas en la primavera del 2018, sin una clara visión de cual sería el resultado...

“Para la UE, las consecuencias podrían ser dobles: pudieran tener un impacto negativo en las reformas futuras a la UE y la Eurozona (Rajoy ha sido uno de los aliados más importante de la institución de la UE y de Bruselas), y un impacto en la estabilidad de España y el gobierno español, que podría llevar al poder de España a Podemos y otros partidos contrarios a la Unión Europea (UE)”. Sin embargo, en su declaración en su página de Facebook, Zanni deja en claro que ni Podemos, ni ninguna otra formación política en España, constituye una amenaza real para la UE en este punto.

Zanni también subrayó que en el caso de brutalidad policiaca española en Cataluña, la UE no ha empleado el artículo 7 del Tratado Europeo, en donde establece el procedimiento para castigar a los Estados miembro por violaciones en los derechos, aunque si lo emplearon en contra de los gobiernos polaco y húngaro.