Presidente Zuma de Sudáfrica nombra ministro de Energía a Mahlobo para avanzar con su plan de generación de energía nuclear

20 de octubre de 2017

19 de octubre de 2017 — En una importante reestructuración del gabinete ministerial el Presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, nombró a David Mahlobo, persona de confianza del Presidente, para que dirija el Ministerio de Energía, aumentando así la especulación de que Zuma va a avanzar de lleno con su plan para desarrollar la producción de energía nuclear antes de que finalice su segundo período presidencial a finales del 2019, informó hoy la agencia Reuter;. Mahlobo fue ministro de Seguridad de Estado. Sudáfrica se prepara para agregar 9,600 megavatio (MW) de capacidad nuclear, el equivalente a 10 reactores nucleares, en un contrato que podría representar decenas de miles de millones de dólares y sería uno de los mayores acuerdos nucleares que nunca se hayan hecho en ningún lugar en décadas.

Al comentar sobre los cambios ministeriales, entre ellos el nombramiento de Mahlobo como nuevo ministro de Energía, Lawson Naidoo del Consejo por el Avance de la Constitución Sudafricana (CASAC, por sus siglas en inglés) dijo que “todo esto tiene que ver con los acuerdos nucleares. Mahlobo ha acompañado al Presidente en sus visitas a Rusia, presumiblemente para establecer las bases de los acuerdos nucleares con Rosatom”, según informó el sitio electrónico sobre negocios Fin24. CASAC es un grupo privado que hace oposición a Zuma y a sus programas.

Lo que puso más histérica a la pandilla antinuclear en Sudáfrica, fueron dos cosas que ocurrieron con dos días de por medio. Uno, fue la autorización para la ubicación del sitio nuclear el viernes 13 de octubre; y dos, los cambios de ministros que ocurrieron hoy, como el nombramiento de Mahlobo. El viernes 13 de octubre, el Departamento de Relaciones del Medio Ambiente aprobó el Informe final sobre el impacto medioambiental de la Central de Energía Nuclear-1 y de su infraestructura, y autorizó a la Eskom, compañía sudafricana de producción y distribución de electricidad, a que proceda con la construcción del nuevo complejo de producción de energía nuclear de 4 Gigavatios en Duynefontein, en la Provincia del Cabo Occidental.

Los constructores de los reactores nucleares, como Rosatom, la sudcoreana Kepco, la EDF y la Areva de Francia, la Westinhouse que es propiedad de Toshiba de Japón, y la empresa china CGN, le tienen el ojo puesto a este proyecto de Sudáfrica, que podría significar decenas de miles de millones de dólares, informó Reuters.