Vocero del Congreso del PCC: China está elevando a mil millones de personas a la modernidad

20 de octubre de 2017

19 de octubre de 2017 — El XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCC) se inició el 18 de octubre a las 9:00 AM, hora de Pekín, y va a continuar hasta el 24 de octubre. Habrá una asistencia de 2,280 delegados al Congreso, que se celebra cada cinco años.

Tuo Zhen, vocero del Congreso, informó en una conferencia de prensa el 17 de octubre, antes de que comenzara el acto, que el XIX Congreso “haría nuevos arreglos estratégicos en la reforma y el desarrollo del país en los próximos 5 años y más”. Entre las tareas más importantes del Congreso, está la elección de un nuevo liderato del PCC, y la modificación de la Constitución del PCC. En palabras de la agencia de noticias china, Xinhua, Tuo explicó que “la modificación va a incluir teorías claves e ideas estratégicas presentadas por un informe que se dará a conocer en el congreso… Se espera que la discusión sobre conceptos del Presidente Xi respecto a la nueva gobernanza, reflexiones y estrategias lleguen a los titulares de la prensa durante el Congreso”.

Tuo explió, según informó Xinhua, que “para el 2049, el centenario de la fundación de la República Popular de China, China debe convertirse en un país socialista moderno, próspero, fuerte, democrático, culturalmente avanzado y armonioso. Será la primera vez en la historia que se lleva a más de mil millones de personas a la modernidad en un período de tiempo tan corto”.

Tuo además destacó que “el número de personas que viven en pobreza bajó a 43.35 millones de personas a finales del 2016, desde casi 100 millones de personas a finales del 2012”, lo cual Tuo caracterizó como un “notable avance en la lucha que China está dando en contra de la pobreza”. China, dijo Tuo, “sigue siendo un modelo de estabilidad en todo el globo... China quiere asumir más responsabilidades y jugar una papel mayor para salvaguardar la paz y la seguridad internacional, promoviendo el crecimiento económico global, y protegiendo los derechos legítimos e intereses de los países en desarrollo”. Asimismo, Tuo desestimó los informes de la prensa al respecto de que el desapalancamiento que China estuviera haciendo a partes de su sistema financiero afectaría el crecimiento económico del país: “Ya hubo avances iniciales en los esfuerzos para reducir el apalancamiento, y no ha tenido un efecto de frenado en la economía”, afirmó.