Comandante del CIE da informe completo de la labor realizada y lo que todavía hay que hacer en Puerto Rico

24 de octubre de 2017

23 de octubre de 2017 — El teniente general Todd T. Semonite, comandante del Cuerpo de Ingenieros del Ejército (CIE), dio un informe en el Departamento de Defensa sobre las labores de rescate llevadas a cabo en Puerto Rico. Su descripción fue perfectamente detallada, desde las viviendas, la electricidad y el transporte, y explicó el desafío gigante que esto significa, dentro de ello lo que se hizo ya y que cosas se tienen que lograr todavía. Lo extendido del informe da una mayor posibilidad para entender por qué las “Cuatro Leyes” de LaRouche para que haya un sistema bancario sensato, un sistema crediticio y una movilización económica, es el único modo de hacer frente a esto. Asimismo, el informe del comandante descarta la cortina de humo tóxico diseminada por los medios de comunicación que cuestiona con insistencia, “¿por qué hasta ahora Trump no ha restaurado el sistema eléctrico, porqué razón esto no ha sucedido todavía?”, etc.

Los siguientes son unos cuantos de los elementos indicativos que presentó Semonite. Varias veces repitió que el enfoque debe ser “pasión y urgencia”. Miren la transcripción del informe en inglés en: https://www.defense.gov/News/Transcripts/Transcript-View/Article/1349928/department-of-defense-press-briefing-by-army-corps-of-engineers-commander-lt-ge/source/GovDelivery/

MISION “BLUE ROOF” (techos azules). El CIE y el personal voluntario se están movilizando para colocar lonas impermeables especiales en los techos de las casas, 50% de las cuales están todavía en condiciones seguras y es factible vivir en ellas. Esto se está hacienda en Puerto Rico y en las Islas Vírgenes. Se colocaron 7,000 lonas de plástico.

MISION PARA ASEGURAR REPRESAS. Se están reforzando embalses y represas. En el caso de la represa de Guajataca, se enfrentaron con dos grandes retos: colocar más de 500 barreras de seguridad de Jersey (utilizados para “bloquear” el agua); y para vaciar muchos “súper sacos de arena” para estabilizar el aliviadero.

ELECTRICIDAD. Se han instalado alrededor de 400 o 500 generadores grandes provisionales en todo Puerto Rico. “Normalmente colocaríamos entre 40 y 50” de ellos. Hay una lista cada vez más grande, actualmente de alrededor de 428 lugares, donde se están instalando estos generadores, por ejemplo en hospitales. Para el 20 de octubre, ya habían 148 instalados. Hay otros 280 más que están disponibles, y otros 130 están en camino. Se tiene que poner a funcionar alrededor de 2,500 MW de energía eléctrica, para que se pueda llegar al nivel que existía antes del huracán. Hasta hoy hay 579 MW funcionando, o sea, poco más de la quinta parte apenas.

Para San Juan, una gabarra gigante trajo una planta eléctrica, que debe ya estar instalada esta semana y estar funcionando para finales de este mes. Esto sumará otros 50 MW de electricidad a la red.

Transmitir la electricidad desde los generadores hasta donde es necesaria, es una tarea enorme. Luego, para la distribución final, se necesitan un estimado de 62,000 postes. “El promedio del equipo entrenado en una campo de futbol plano ¡puede probablemente colocar dos postes por día!”. Puerto Rico tiene regiones montañosas, y escombros en todas partes. Se necesita un estimado de 6,500 millas de cables eléctricos.

¿Cronograma? El comandante Semonite dijo: “El gobernador ha asumido la meta de tratar de llevar el 30% de la carga eléctrica de Puerto Rico para fines de octubre, y luego el 50% para fines de noviembre. Personalmente, yo creo que esas son metas a largo plazo, sin embargo estamos sumamente comprometidos para tratar de llegar a donde el gobernador quiere llegar”.