Cristina Fernández de Kirchner resultó electa al Senado

27 de octubre de 2017

27 de octubre de 2017 — La ex Presidente de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue electa al Senado por la provincia de Buenos Aires, en las elecciones del domingo 22 de octubre, lo cual le da una plataforma desde la cual dirigir la lucha en contra del programa del gobierno de Macri que busca desmantelar la economía industrial de Argentina y sus instituciones científicas.

Cristina no derrotó al candidato de Macri, proveniente de la familia oligárquica Bullrich, quien sacó el 41% del voto frente al 37% de Cristina Fernández. Pero como candidata líder del partido contendiente en las elecciones provinciales al Senado, resultó electa, según el sistema electoral argentino que le asigna al segundo partido en la votación, uno de los tres asientos provinciales al Senado.

Sin embargo, la coalición gobernante de Macri ganó una pluralidad de votos, lo cual según Macri (respaldado a nivel internacional por el neoliberal American Enterprise Institute y la agencia británica de propaganda Reuters, con todo el veneno que solo los británicos pueden producir), y otros de su calaña, alega que le da al Gobierno un mandato para imponer lo que quedan de sus reformas neoliberales, tales como la “reforma” de la Ley del Trabajo, para eliminar toda protección a los trabajadores, que es la primera en la lista.

Pero no le será tan fácil, y lo saben. En su discurso el domingo en la noche, luego de la elección, Cristina declaró que la elección no era un fin, sino el comienzo, y que el movimiento de Unidad Ciudadana que ella creó hace cuatro meses para las elecciones, constituye ahora el liderazgo reconocido en la oposición a Macri, el cual se levantó peleando en contra de la campaña más agresivamente antidemocrática en su contra desde la restauración de la democracia.

La elección tiene importancia regional. La ex Presidente de Brasil, Dilma Rousseff, que fue depuesta ilegalmente, envió tres tuits para felicitar a Cristina por su puesto en el Senado argentino y por su liderazgo en la oposición a Macri. Por su parte, Cristina emitió unos tuits en donde se refiere al informe del Banco Mundial donde informa que el número de brasileños que viven debajo de la línea de pobreza aumentó de 2.5 millones a 3.6 millones entre 2016 y lo que va de 2017, es decir, un aumento de 1.1 millones de personas desde que Dilma fue depuesta para imponer a Michel Temer y su programa neoliberal. “Ya hemos visto este guión, también en Argentina. Recetas para el ‘ajuste’ y las ‘reformas’ que solo traen más pobreza”, tuiteó Cristina.

El gobierno de Macri, desesperado por aplastar a Cristina y al movimiento que representa, lanzó una cacería de brujas judicial brutal en su contra con todo tipo de acusaciones. Como senadora a partir del 11 de diciembre, ella tendrá inmunidad y no podrá ser arrestada, pero qué tanto le pueda durar esa inmunidad no es algo cierto. El 26 de octubre, la cámara baja del Congreso argentino le quitó la inmunidad a Julio de Vido, quien fue Ministro de Planificación tanto en el gobierno de Néstor Kirchner como el de Cristina, y que fue un personaje fundamental en todos los proyectos de desarrollo y vínculos internacionales para construirlos; él mismo se entregó a las autoridades y se encuentra detenido para hacer frente a los cargos de corrupción.

A 24 horas de la elección, el precio del gas subió en un 12% en Argentina, con lo cual llega el aumento total en este año a un 29.5% en varios combustibles. El gobierno de Macri levantó los controles a los precios del combustible el 1 de octubre, pero el precio del gas se mantuvo para aumentarlo hasta después de las elecciones, por órdenes de Macri.