Nuevos informes: se reduce la esperanza de vida en Estados Unidos; hay más enfermedades en la población; los adultos mayores trabajan por más tiempo

29 de octubre de 2017

28 de octubre de 2017 — La tasa de mortalidad por cada 100,000 personas en Estados Unidos aumentó en 1.2%, del 2014 al 2015, según las estadísticas más recientes dadas a conocer por la Sociedad de Actuarios de Estados Unidos, la cual entre otras cosas, da servicios al sector de seguros y a los fondos de pensiones. El último aumento de año con año que se había registrado fue el de 2005, pero el ultimo aumento de más de 1% fue en 1980.

La tendencia en los ajustes de la tasa de mortalidad por edad (muertes por cada 100,000 personas al año) que registra la Sociedad de Actuarios, muestran que en general, la esperanza de vida para las personas que viven de un plan de pensiones, se redujo desde la última vez que ellos hicieron ese cálculo, como en unos 0.2 años. Un hombre de 65 años se puede esperar que viva los 85.6 años de edad; una mujer hasta los 87.6 años. En consecuencia, las expectativas de paga de los planes de pensiones también se reducen.

Muchos otros informes aportan a este cuadro del declive de las condiciones sociales y de salud en Estados Unidos. Un informe de la agencia noticiosa Bloomberg publicado el 23 de octubre, titulado “Los estadounidenses se están jubilando más tarde, fallecen más pronto y mucho más enfermos”, señala que hace 40 años, uno de cada cinco estadounidenses a la edad de entre 65 y 69 años, todavía estaba trabajando, pero hoy alrededor de uno de cada tres estadounidenses de este grupo está trabajando.

La revista Health Affairs informa que hoy, la gente que se acerca a los 60 años, está considerablemente más enferma que el mismo grupo de edad, solo 10 o 15 años antes. El criterio específico que emplearon los investigadores de la Universidad de Michigan, fue el de las “Activistas de la Vida Cotidiana” (ADL en sus siglas en inglés), que determina si puedes bañarte, ir al sanitario, vestirte, comer, caminar, etc., de manera independiente. Hoy, alrededor del 12.5% de las personas que tienen 66 años, o sea, la edad oficial de retiro, han tenido problemas de ADL desde los 50 años de edad; en contraste, hace 10 o 15 años, solo un 8.8% tenía problemas de ADL al acercarse a la edad de 65 años.

De manera similar, las mediciones indican que la presencia de la demencia va en aumento.

Todos estos parámetros coinciden con la epidemia de drogas, en una sociedad desmovilizada y desmoralizada. Los médicos también informan que a pesar de los avances hechos en tratamientos para enfermedades específicas, la gente se está enfermando más como resultado de condiciones como la obesidad y la drogadicción, estas dos, relacionadas con la depresión y la desesperanza.