Enormes manifestaciones en Barcelona en apoyo de la unidad de España

31 de octubre de 2017

30 de octubre de 2017 — Catalanes que se oponen al separatismo y respaldan la unidad de España como Estado-nación, llenaron las calles de Barcelona este domingo 29, marchando bajo la consigna “Todos somos Cataluña”. Las estimaciones del tamaño de la manifestación varían entre 300,000 personas según la Guardia Urbana (policía de Barcelona), a un millón de personas según afirman los organizadores de la marcha. De cualquier manera, es una demostración enorme en las calles en contra del golpe separatista.

El ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, emitió una declaración el 27 de octubre en la que llama a una “oposición democrática al Artículo 155”, la cual firmó como “presidente de Cataluña”, dejando claro que de ninguna manera acepta que Madrid lo destituya. El tono que utiliza es como sacado del manual de desobediencia civil de Gene Sharp, donde afirma que él va a continuar “construyendo una nación libre. Tenemos que hacerlo resistiendo a la represión y a las amenazas, sin abandonar nunca, en ningún momento, la conducta cívica y pacífica”.

Mientras tanto, el gobierno de Rajoy actuó rápidamente para tomar control de la región, y anunció elecciones para el 21 de diciembre y dejó en claro que Puigdemont mismo está en libertad de participar en estas elecciones, si él así lo desea. La agencia AP informó que es posible que con esas elecciones, la fuerza a favor de la independencia termine reteniendo una pequeña mayoría en los escaños del Parlamento regional, aunque reciban menos de la mitad del voto popular. Una encuesta que fue publicada ayer por el periódico español de circulación nacional El País, encontró que un número significativo de catalanes (de 52% a 43%) estaban de acuerdo con que Rajoy disolviera el parlamente regional y que llevara a cabo elecciones, y que un 55% de catalanes encuestados se oponían a la declaración de independencia, con solo un 41% a favor.

Todavía hay que ver qué sucederá hoy lunes en Barcelona, donde los activistas del separatismo declararon que formarían cadenas humanas alrededor de los edificios para “proteger” a los 200,000 funcionarios civiles de la región. La inmensa mayoría de estos funcionarios civiles no fueron despedidos por el gobierno de Rajoy, quien parece estar utilizando mucho tacto en todo esto hasta el momento.

Pero no los patrocinadores británicos de la revolución de color separatista.

Este domingo el periódico de Londres Sunday Express, publicó un artículo provocador que detalla el número de regiones en toda Europa que también quiere la independencia, o al menos la autonomía. Mucho más revelador fue su comentario sobre el país vasco de España: “El éxito de Cataluña le puede dar al país vasco una razón para retomar su pelea de independizarse del gobierno central español. Una nueva generación de jóvenes vascos que se sienten ignorados por Madrid podrían decidir reconsiderar el cese al fuego unilateral del 2010 de [el movimiento terrorista] ETA”.