Ante la visita de Trump, el Global Times dice: “China y Estados Unidos pueden ser grandes juntos”

1 de noviembre de 2017

31 de octubre de 2017 –- Un poco antes de una semana antes de que el Presidente Trump salga para su recorrido por Asia, Zhao Minghao, columnista del diario chino en inglés Global Times, titula su artículo publicado el lunes 30, “China y Estados Unidos pueden ser grandes juntos”. Zhao es investigador adjunto en el Instituto Chongyang para Estudios Financieros de la Universidad Renmin de China. En su artículo, señala que “la Iniciativa de la Franja y la Ruta puede impulsar las relaciones sino-estadounidenses, y una mejora en la infraestructura en la región Asia-Pacífico generará un mayor espacio para el comercio”. China ha hecho grandes avances en los años recientes, aunque también enfrenta retos, explica Zhao. China ha hecho una diplomacia muy dinámica, ha defendido su soberanía territorial, y rechazó hacer concesiones respecto a sus intereses fundamentales, agrega.

“China ha liderado un desarrollo internacional y la gobernanza global para construir un comunidad de destino común, por medio de la Iniciativa de la Franja y la Ruta y el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII)”, programas que el Presidente Xi Jinping reafirmó en el discurso que dio ante el reciente Congreso del Partido Comunista de China (PCC), señala Zhao. Explica que gestionar la relación que él llama “coexistencia competitiva”, entre las dos potencias, podría ser cada vez más difícil; de hecho, desde que Trump asumió la Presidencia, las relaciones bilaterales se han hecho más estables. Los Presidentes Trump y Xi han mantenido “comunicaciones eficientes”; se han ocupado de evitar guerras comerciales y prevenir que las tensiones en la península coreana se salgan de su cauce.

Sin embargo, la cuestión central que plantea Zhao, es que para que haya una paz duradera, tiene que haber una más amplia cooperación bilateral. La pudiente clase media china quiere comprar productos y servicios estadounidenses, mientras que “Estados Unidos puede utilizar las compañías chinas para pulir su infraestructura”. La cooperación en el campo de la energía, del gas natural licuado, del carbón limpio, y la energía nuclear, se ve bien, agrega. Por otra parte, ya que Asia va a necesitar alrededor de $26 billones de dólares en infraestructura en los próximos 15 años, las compañías estadounidenses como Bechtel Corp., Halliburton y Caterpillar, encontrarán amplias oportunidades para invertir. La General Electric ya firmó un acuerdo con el Fondo de la Ruta de la Seda de China para financiar una red eléctrica, y nuevos desarrollos en el sector de la electricidad, el petróleo, y el gas, que va a crear más puestos de trabajo para los trabajadores estadounidenses.

“A pesar del dicho de Trump de ‘Estados Unidos primero’, China y Estados Unidos tienen suficientes posibilidades de cooperación y su relación no se puede meramente definir con el problema de Corea del Norte. El futuro de los dos países no es como un sube y baja. Ambos tienen que contemplar el compartir el poder con responsabilidad”, concluye Zhao.