Clan Sackler: hay caballeros en las guerras del opio británicas

2 de noviembre de 2017

2 de noviembre de 2017 — Una lectura detallada del documento de denuncia que publicó el New Yorker, “La familia que construyó un imperio del dolor”, sobre el clan anglófilo Sackler, contiene varios detalles notables desconocidos sobre qué tan cerca están de la madre británica, Narcotráfico SA. La empresa farmacéutica Purdue de los Sackler fue la que diseminó el Oxicontin (oxicodona) en Estados Unidos, ocasionando la primera oleada de epidemia de opiáceos.

“Mortimer Sackler... renunció a su ciudadanía estadounidense en 1974”, escribe el autor del artículo, Patrick Radden Keefe, “supuestamente por razones de impuestos y para poder vivir una vida extravagante en Europa, moviéndose entre mansiones en Inglaterra, los Alpes Suizos y Cap d’Antibes (en 1999,la reina Elizabeth le confirió el título de Caballero Honorario, en reconocimiento a su filantropía)”.

“En 2011, la viuda de Mortimer, Theresa, quien ocupa una lugar en la Junta Directiva de Purdue Pharma, productora del opiáceo Oxycontin, recibió la Medalla del Príncipe de Gales por Filantropía en las Artes. Cuando le confirieron la medalla, Ian Dejardin, el director de Sackler en la Galería de Fotografías Dulwich, comentó, ‘va a ser difícil que al describirla no suene como totalmente una santa’. La hija de Theresa, Sophie, está casada con el jugador de cricket inglés Jamie Dalrymple y vive en una casa de 40 millones de dólares en Londres. El nieto de 36 años de Raymond. David Sackler, dirige un fondo de inversiones familiar...”.