Portugal firma plan de acción con China sobre la Ruta de la Seda marítima

4 de noviembre de 2017

4 de noviembre de 2017 — La Ministro de la Marina de Portugal, Ana Paula Vitorino, acompañada de representantes de 39 puertos e industrias y compañías relacionadas a los puertos de Portugal, estuvo en China en una visita muy activa de ocho días (del 28 de octubre al 4 de noviembre) para concretizar la participación de Portugal en la Ruta de la Seda Marítima. Esto incluye la posibilidad de que haya inversiones chinas por unos $2,500 millones de dólares para ampliar las capacidades de los contenedores y otras instalaciones en los puertos portugueses de Sines (sur), Lisboa (centro), y Leixoes (norte), así como también en áreas de “tecnología azul”, acuicultura oceánica e industria marina.

El lunes 30 de octubre se realizó el primero de dos seminarios de alto nivel, programados con anticipación, a celebrarse en Pekín con los representantes de 86 compañías chinas presentes. El homólogo chino de Vitorino, el director de la Administración Oceánica Estatal, Wang Hong, habló de que la cooperación marítima es “parte esencial” de la cooperación sino-portuguesa y analizó la perspectiva general de China de que el “océano sea una puerta de entrada importante para China para abarcar al mundo entero”.

Vitorino, por su parte dijo que “Portugal quiere proclamarse como un polo logístico global en la zona del Atlántico” y “duplicar el valor de la economía azul” hasta llegar a convertirse en una de las cinco economías más relacionadas al mar en el mundo. Caracterizó a Portugal como “una parada necesaria en las rutas norte sur... y un punto de cruce necesario en las rutas este oeste”.

Esa declaración coincide con lo que había afirmado el secretario de Estado de Relaciones Internacionales de Portugal, Jorge Costa Oliveira, en el foro de la Franja y la Ruta que se realizó en mayo en Pekín, en el sentido de que Portugal desea que “se incluya una ruta marítima por el puerto de Sines, y además que el ferrocarril de la Ruta de la Seda, que ya corre desde Chongqing a Madrid, también vaya a Portugal”.

Hasta ahora, Vitorino ha firmado un Plan de Acción con su homólogo chino, en donde se plantea la colaboración en proyectos de investigación y comerciales, acorde con el establecimiento de una asociación ampliada para una “economía azul”. El miércoles 1 de noviembre se reunió con el presidente del Banco de Desarrollo de china.

Vitorino también informó que se lograron acuerdos entre compañías portuguesas y chinas para formar consorcios que competirían en varios de los proyectos de inversiones planeados. No se dieron detalles específicos pero los empresarios portugueses destacan en operación de puertos, compañías constructoras, operadores logísticos, trabajos de reparación de astilleros navales, ingeniería, energía y acuacultura, así como compañías procesadoras de pescado, informó Macauhub, la agencia informativa de la Región Administrativa Especial de Macau.