Putin inaugura el “Muro de los Lamentos” en honor de víctimas de la represión política en la Unión Soviética

6 de noviembre de 2017

6 de noviembre de 2017 — El Presidente Vladimir Putin dio un discurso en la ceremonia de inauguración del monumento en “Memoria de las víctimas de represión política”, en Moscú, el 30 de octubre. “Inauguramos hoy en la capital, el Muro de los Lamentos, un monumento grandioso y estremecedor, tanto en su esencia como en su representación. Es una llamado a nuestra conciencia, a nuestros sentimientos, a comprender el período de represión y a la compasión hacia sus víctimas”, según informó el sitio electrónico de la Presidencia.

“La memoria en sí misma, la claridad y la coherencia de posiciones sobre estos suceso oscuros como advertencia poderosa para que no se repitan”, agregó. Agradeció a las autoridades de Moscú y al gran números de individuos que crearon y financiaron el monumento. “Es importante para nosotros, para todo el país hoy y es más importante aún para los jóvenes, para el futuro de Rusia”, señaló.

Putin se presentó con el patriarca Kirill de Moscú y toda Rusia. Putin citó las palabras de Natalya Solzhenitsyna sobre ese período de la represión: “Conocer, recordar, condenar, y luego perdonar”, dijo. “Yo estoy completamente de acuerdo con estas palabras”, añadió Putin. “Nosotros y quienes nos sucedan debemos recordar la tragedia de la represión y los motivos que la causaron. Pero esto no quiere decir que se imponga un ajuste de cuentas. No se debe llevar a la sociedad otra vez hacia la peligrosa línea de la confrontación”, indicó.

Sin mencionar a Stalin, Putin hizo memoria de ciertos hechos históricos de ese período “cuando todo mundo corría el riesgo de que los persiguieran y los acusaran por cargos absurdos, cuando millones fueron catalogados como enemigos del pueblo, los asesinaron o los dejaron inválidos, y pasaron por los tormentos de pena de cárcel o campos de trabajo forzado o el exilio”.

“En la historia de nuestro país, así como en la de cualquier otro, hubo muchos períodos muy complejos y controvertidos. Se están analizando y debatiendo y se proponen diversos enfoques para explicar ciertos sucesos. Este es un proceso natural de estudio y de entendimiento de la historia y de la búsqueda de la verdad, sin embargo siempre que se plantea la cuestión de la represión, la muerte y el sufrimiento de millones de personas, basta con visitar el campo de Butovo, o los lugares donde hay otras tumbas comunes de víctimas de la represión política, de los cuales hay muchos en Rusia, para entender que para esos crímenes no puede haber perdón”, dijo Putin.

“La represión política se convirtió en una tragedia para todo nuestro pueblo, para la sociedad y un golpe muy duro para nuestro pueblo, para sus raíces, su cultura, y su propia identidad. Todavía podemos sentir las consecuencias. Nuestro deber es evitar que caiga en el olvido”, dijo Putin.

El Muro de los Lamentos se puede comparar al Monumento de La Lágrima, que Rusia donó a Nueva Jersey y a Estados Unidos, para conmemorar a las víctimas del terrorismo del 11 de septiembre y de todo el mundo. Al igual que ese conmovedor monumento, el Muro del Lamento ha sido censurado por completo en toda la prensa estadounidense, por los mismos mienten sobre Putin y que lo acusan de ser el nuevo Stalin,