Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Helga Zepp-LaRouche: Todos deben descubrir por sí mismos lo que sucedió realmente en la gira del Presidente Trump a China

18 de noviembre de 2017
trumpxichildren.jpg
El Presidente Donald J. Trump y la Primera Dama Melania Trump, a su llegada a China, el 8 de de noviembre de 2017 (Foto oficial de la Casa Blanca, por Shealah Craighead).

17 de noviembre de 2017 — Helga Zepp-LaRouche, fundadora del Instituto Schiller, exhortó ayer a los estadounidenses para que hicieran caso omiso de las mentiras y las censuras sobre la gira del Presidente Trump a China, que predominan en los medios noticiosos de Estados Unidos y de Europa, y más bien investiguen por sí mismos sobre el acontecimiento histórico que tuvo lugar. Durante su videoconferencia semanal, que se transmite en inglés por el portal newparadigm.schillerinstitute.com, y en español por el portal larouchepub.com/spanish, Zepp-LaRouche dijo:

“Creo que es muy importante que los espectadores estadounidenses y los empresarios a nivel mundial examinen realmente esto por sí mismos; no se vayan con lo que están reportando los medios de comunicación. Traten de obtener los discursos, que están todos archivados; escúchenlos ustedes mismos. Vayan y vean la televisión china, https://www.cgtn.com/news/report.do?reportId=3d3d414e336b7a6333566d54. Este es un llamado a la razón de la gente, realmente, para que no se dejen engañar por los medios y para que no caigan en la trampa de la propaganda de la Guerra Fría. Lo que está sucediendo es lo opuesto a lo que dicen los medios. Por favor, a nuestros escuchas y espectadores —es decir, tú— tómate el tiempo para informarte; haz tu propio juicio. No tienes que creernos a nosotros, pero trata de ir a las fuentes y ten así una opinión de primera mano de lo que está sucediendo realmente, no la de los medios noticiosos”.

En su videoconferencia, Zepp-LaRouche le dio a sus espectadores un breve resumen de lo que sucedió en la gira:

“Bueno, yo creo que es el comienzo de una nueva era de relaciones estratégicas entre Estados Unidos y China, como dijo Xi Jinping. Lo que hicieron ellos para recibir a Trump y darle los mejores honores posibles, los chinos lo caracterizaron como ‘visita de Estado plus’, e incluso el Presidente Xi Jinping dijo que fue una ‘visita de Estado plus-plus’. Desenrollaron la alfombra roja, por así decir, en una forma en que nunca lo habían hecho antes para ningún otro jefe de Estado extranjero, desde que existe la República Popular de China.

“Lo que hicieron fue que durante el primer día le presentaron al Presidente Trump la cultura ancestral de China. Para ese fin, cerraron al público la Ciudad Prohibida por todo un día, y luego tuvieron una cena de gala en uno de los palacios. Le mostraron tres óperas pekinesas diferentes, le mostraron las restauraciones de arte, artesanías, y cosas similares. Obviamente, el Presidente Xi Jinping fungió como el guía turístico de este recorrido. Cualquiera que alguna vez haya leído o escuchado sus discursos, sabrá que él está muy inmerso en la cultura de la historia de China, y también en la historia universal; así que esto es verdaderamente algo increíble. Y naturalmente hubo otros aspectos, como los acuerdos comerciales por $235 mil millones de dólares. Y cuando el Presidente de Trump regresó de su gira por Asia, dijo que tenía acuerdos por unos $300 mil millones de dólares, pero eso sería solo el comienzo, y pronto esa cifra se vería triplicada.

“Pero creo que es mucho más importante, con todo y lo importantes que son los acuerdos económicos, no quiero menospreciar eso; sin embargo creo que es muchísimo más importante el profundo acuerdo humano que se llevó a cabo entre los dos Presidentes. Voy a hacer algo que normalmente no hago, pero dado el hecho de que la prensa ha distorsionado tanto lo que sucedió en esta visita—si es que en algo informan—que les voy a leer una cita de lo que dijo el Presidente Trump al comentar sobre la recepción que le dieron. Él dijo: ‘Ayer visitamos la Ciudad Prohibida, que se yergue como símbolo orgulloso de la rica cultura china y del espíritu majestuoso de China. Su nación es un testimonio de miles de años de una historia viva y vibrante, y hoy fue para mí un honor que la delegación china me recibiera justo aquí en el Gran Salón del Pueblo. Este momento en la historia le presenta a nuestras naciones una oportunidad increíble para que la paz y la prosperidad avancen junto con otras naciones en todo el mundo. En palabras de un proverbio chino, ‘tenemos que seguir adelante con la causa, y forjar el futuro’. Yo confío en que podamos hacer realidad esta maravillosa visión, una visión que será muy beneficiosa y de hecho grandiosa tanto para China como para Estados Unidos’. Luego dijo más adelante: ‘Venimos de lugares distintos y tierras lejanas. Es mucho lo que une al Oriente y al Occidente. Nuestros países fueron construidos por personas de gran valor, de una cultura firme, y el deseo de caminar largamente a través de lo desconocido hacia grandes peligros y superarlos. El pueblo de Estados Unidos tiene un profundo respeto por la herencia de vuestro país y de las nobles tradiciones de su pueblo. Sus antiguos valores juntan el pasado y el futuro en el presente, ¡tan bellamente! Espero que el espíritu orgulloso de los pueblos estadounidense y chino inspiren nuestros esfuerzos para alcanzar un mundo más justo, seguro y pacífico. Un futuro digno de los sacrificios de nuestros ancestros y de los sueños de nuestros hijos’ ”.

Zepp-LaRouche puso como ejemplo particular, la reseña despectiva que hizo el “periódico de referencia” en Alemania, el Frankfurter Allgemeine Zeitung, quien calificó el trato que le dieron los chinos a Trump, de puro “pompa” y de un “juego de engaño chino”.

“El verdadero cuadro, no es la imagen de Trump que consigues de los medios noticiosos. En realidad, no he visto nunca tanto atropello y cinismo como el que se expresa ahora en contra de Trump. Bueno, excepto, por supuesto, como el que muestran contra mi esposo, y por supuesto el mismo tratamiento se le da al Presidente Putin y al Presidente Xi. Pero nadie que haya estado alguna vez en la Ciudad Prohibida, que fue el palacio del emperador chino desde el siglo 15, puede dejar de impresionarse por la majestuosa arquitectura, la belleza de la construcción, el mobiliario, toda la exhibición de arte chino. Llamarle a eso ‘pompa’, solo les demuestra que tan absolutamente ignorantes son esos tinterillos realmente”.

Zepp-LaRouche dijo que la promesa de las buenas relaciones entre China y Estados Unidos que hicieron los Presidentes Trump y Xi, es urgentemente necesaria. Estados Unidos necesita con urgencia reconstruir su infraestructura y desplegar sus industrias en el interés común de la humanidad. Esto se puede lograr si Estados Unidos se une a la Iniciativa de la Franja y la Ruta. La primavera pasada, Zepp-LaRouche había dicho que si el Presidente Trump se unía a esta Iniciativa y si reparaba las relaciones de Estados Unidos con China y con Rusia, “podría llegar a ser uno de los más grandes Presidentes estadounidenses de todos los tiempos”. Luego de la visita a Pekín, Zepp-LaRouche dijo que “Trump lo está haciendo realmente”.

“Entonces, yo confío en que tenemos la oportunidad de que haya un nuevo renacimiento, en que la gente se supere y se revivan las mejores tradiciones de todas las culturas, de todas las naciones y de todas las culturas de este planeta; y a partir de eso, se puede crear un nuevo renacimiento. Yo pienso que esa es una posibilidad realista absolutamente. Así que, ¡sean felices y únanse a nosotros!”

“Necesitamos de cada uno de ustedes para que se unan en una movilización nacional, de tal modo que todos puedan averiguar la magnitud histórica de esta gira del Presidente Trump a China, los potenciales que abrió para el pueblo estadounidense, y por qué quienes atacan al Presidente Trump no pueden tener éxito. Únanse a nosotros; la suerte de Estados Unidos y en realidad del mundo entero, depende de ello. Sean patriotas estadounidenses, de manera que pueda haber un ‘Estados Unidos primero’. Y eso no es una contradicción con lo que el Presidente Xi llama ‘una comunidad de futuro compartido para la humanidad’ ”.