Hariri recibe “trato de Primer Ministro” en Paris en tanto Líbano elogia el papel estabilizador de Rusia

21 de noviembre de 2017

21 de noviembre de 2018 — El Primer Ministro de Líbano Saad Hariri llegó a Paris el sábado 18 con su esposa y fue recibido ahí por su hijo mayor, pero sus dos hijos menores se quedaron en Riad, Arabia Saudita, lo que plantea la pregunta sobre si se quedaron ahí en calidad de rehenes para garantizar el buen comportamiento de Hariri. Según la agencia Associated Press, funcionarios franceses expresaron preocupación por los dos chicos que se quedaron en Riad. El Presidente francés Emmanuel Macron le dio la bienvenida a Hariri a la entrada del Palacio de los Elíseos “con todo el honor debido a un Primer Ministro”, según declaración oficial, informó RFI. Macron dijo ayer que la invitación fue “amistosa, para discutir con él y darle la bienvenida a un Primer Ministro a una país amigo”, y agregó que su país le daba el tratamiento de Premier de su país en tanto que “su no renuncia no se ha reconocido en su país, porque no ha ido a allá”.

Antes de salir de Riad, Hariri atacó a quienes decían que los saudíes lo estaban reteniendo en contra de su voluntad, y denunció en particular al Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Sigmar Gabril. “Decir que me están reteniendo en Arabia Saudita y no se me permite dejar el país es una mentira” tuiteó Hariri. “Voy camino al aeropuerto señor Sigmar Gabriel”. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania había informado que Gabriel dijo al Ministro de Relaciones Exteriores de Líbano, Gebran Bassil que “Alemania se mantiene firme del lado de Líbano” y advirtió que no se le echara más combustible a las tensiones en el Medio Oriente. Los saudíes respondieron retirando a su embajador en Berlín para consultas.

Por su parte, Bassil ha mantenido en estos últimos días un intenso calendario de vuelos, con escalas en Ankara, Moscú, así como también en Berlín. En Moscú se reunió con el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Sergey Lavrov y dio entrevistas a medios rusos. “El apoyo de Rusia a la soberanía, unidad e integridad territorial de Líbano es inquebrantable” dijo Lavorv cuando se reunieron. “Lo que es más importante, nosotros apoyamos que sean los libaneses mismos sin interferencia extranjera los que resuelvan todos los asuntos urgentes mediante el dialogo dentro del marco legal y con debido respeto a los intereses de todos los partidos políticos, étnicos y grupos religiosos”. Bassil respondió que “nosotros contamos con el mejoramiento de la cooperación bilateral y también con trabajar en otros temas, como el restablecimiento de la paz en Siria”.

En entrevista con RT, Bassil dijo que la renuncia de Hariri es un “buen ejemplo que muestra que prácticamente cualquiera puede empezar una guerra en contra nuestra”. Al parecer esto era para mofarse de los saudíes, aunque también denunció los taques en contra de los saudíes por parte de ciudadanos libaneses. “Algunos países están tratando de utilizar ciertas fuerzas para derrocar a la dirigencia de Líbano” sostuvo, sin especificar quienes. En entrevista con RT, Bassil dijo que lo que está presenciando el mundo entero hoy en la región es “otro intento más de crear un semillero de caos e inestabilidad, lo que a su vez lleva al terrorismo”. En entrevista con Interfax, según informa RT, Bassil dijo que “las mismas fuerzas que desataron la guerra en Siria y quienes alimentan el terrorismo, tratan ahora de dañar a Líbano”. Claramente tiene actores específicos en mente aunque declinó decir quienes son.

Dijo que se ha lanzado “una campaña de intimidación en contra de Líbano”, y Beirut espera que Moscú intensifique sus esfuerzos dirigidos a “proporcionar un equilibrio de fuerzas en la región. Rusia ha tenido siempre un “gran papel” en el combate al terrorismo y en ayudar a la distensión de los conflictos, agregó.