Banco Central Europeo opina que las “herramientas” del “rescate interno” significan que no hay depósitos asegurados

24 de noviembre de 2017

24 de noviembre de 2017 — La Unión Europea (UE) está analizando la posibilidad de que, bajo el régimen de “rescate interno” de los bancos en problemas (el régimen vigente en la UE) los depósitos menores de 100,000 euros (o sea, los que ahora supuestamente son “depósitos asegurados”) puedan ser confiscados durante el procedimiento del rescate financiero de una institución financiera en quiebra.

Por lo pronto, el Banco Central Europeo (BCE) ya emitió su opinión a favor de ese esquema, en un documento en donde el BCE publica las “opiniones” que le solicita la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, en el informe fechado el 8 de noviembre del presente (https://www.bankingsupervision.europa.eu/ecb/legal/pdf/en_con_2017_47_f_sign.pdf).

A dicha medida, de confiscar todos los depósitos del banco, se le llama “Herramienta de moratoria de resolución previa”, y consiste en el congelamiento de los depósitos, en donde se le permite a los depositantes retirar una pequeña suma, a discreción de las autoridades, para los gastos diarios, pero solo después de esperar cinco días hábiles para retirar algo. El BCE elogia “la Herramienta moratoria” en está opinión, ya que le da “más flexibilidad” las autoridades que “resuelven” el problema del banco insolvente. La opinión del BCE reconoce explícitamente que el efecto de esta medida es que acaba con el seguro a los depósitos, del que actualmente gozan supuestamente los depositantes que tienen hasta 100,000 euros en un banco.

El BCE es bien conciente de que esta medida es intrínsecamente ilegal, y por lo tanto “espera que estas facultades de amplio alcance se ejerzan solo en circunstancias extremas”; y “el período máximo para la moratoria debe ser de cinco días hábiles en total, un límite que es también necesario en consideración del severo impacto de una moratoria sobre los derechos de los acreedores”, que en este caso son los clientes del banco al que le han confiado sus depósitos. “El BCE advierte que períodos prolongados en los cuales los depositantes no tienen acceso a sus depósitos socava la confianza en el sistema bancario y podría crear en última instancia riesgos a la estabilidad financiera”.

Pero no se dejen engañar por esas palabras de advertencia que se incluyen en el documento del BCE. Esas “circunstancias extremas” son las que se esperan de un momento a otro y más temprano que tarde, según advierten cada vez más expertos sobre un próximo derrumbe del sistema financiero, proveniente de cualquiera de las burbujas de capital ficticio que se han acumulado y están a punto de estallar.