“Hablan los francotiradores de la Maidan”, sobre quién dirigió el golpe neonazi en Ucrania

27 de noviembre de 2017

27 de noviembre de 2017 –- El informe que dio a conocer la semana pasada el programa de la televisión italiana Occhi della guerra (Los ojos de la guerra), titulado “Ucrania, la verdad escondida: hablan los francotiradores de la Maidan”, fue calificado de “explosivo” por el profesor ruso Ivan Katchanovski, el principal investigador forense externo de los disparos hechos por los francotiradores en la Plaza de Maidan en febrero del 2014, lo cual llevó al derrocamiento final del Presidente Victor Yanukóvych.

El programa, que se enfocó en entrevistas que hicieron a tres francotiradores que estuvieron involucrados en la masacre de la Plaza Maidan, prueba, como lo señaló Executive Intelligence Rewiew (EIR) desde el principio, que no fue Yanukóvich quien ordenó que los francotiradores disparasen ni fue su gobierno, sino las fuerzas neonazis que el gobierno de Obama llevó al poder con el respaldo de la OTAN.

Todos los francotiradores eran georgianos, y trabajaban bajo la dirección del ex Presidente de Georgia, Mikhael Saakashvili, quien luego de que George Soros lo llevara al poder en el 2004, se propuso lanzar una guerra contra Rusia a nombre de la OTAN, del Reino Unido, y del gobierno de Bush. El papel de Saakashvili fue tan importante en el golpe de Estado en Ucrania, que fue nombrado gobernador de Oddessa por el gobierno de “Yats” de Victoria Nuland, que llegó al poder con el levantamiento en la Plaza de Maidan.

Los francotiradores explicaron que los había reclutado Mamuka Mamulashvili, principal asesor militar de Saakashvili, quien creó luego la “Legión Georgiana” para pelear en la región del Donbass. Había un estadounidense trabajando para Mamulashvili, un ex oficial y francotirador de la división aeromóvil 101, Brian Boyenger, quien le daba las órdenes a los francotiradores. Luego, él también se unió a la Legión Giorgiana en el Donbass.

Sergei Pashinsky, el líder del levantamiento de la Plaza de Maidan, quien después encabezó la Rada Suprema (parlamento) de Kiev, fue quien le dio las armas a los francotiradores reclutados, junto con Volodymir Parasyuk, otro líder de la Maidan. A los francotiradores que estaban en el edificio del Conservatorio, les dieron la orden el 20 de febrero de comenzar a disparar. “ ‘Pashinsky era el único que hablaba... él era el que daba las órdenes’ ”, contó uno de los francotiradores. Los líderes del levantamiento de la Plaza Maidan dieron la orden de “disparar para crear caos y confusión’ ”. No debíamos detenernos. No importaba si a lo que disparábamos era un árbol, una barricada, o era alguien lanzando una bomba Molotov. Lo importante era sembrar el caos”, relató el francotirador.

“Todo mundo comenzó a hacer dos o tres disparos a la vez. Nosotros no teníamos muchas opciones. Nos dieron la orden de dispararle tanto a la Berkut [sistema de policía especial], a la policía, y a los manifestantes, no importaba a quién de ellos. Yo estaba espantado. Estuvimos haciendo eso por 15 minutos... tal vez por 20 minutos. Yo estaba completamente fuera de mí, estaba agitado, muy nervioso, no entendía nada. Entonces de repente, luego de que pasaron 15 o 20 minutos, los disparos se detuvieron y todo mundo bajó sus armas”.

Los francotiradores salieron rápidamente de Kiev, sabiendo que los manifestantes los hubieran matado si se hubieran dado cuenta de quiénes habían sido los responsables.

Videoclips del programa y un resumen del reportaje está disponible en el sitio electrónico de Occhi della guerra.