Trump dijo que ya no va a armar a los curdos en Siria, informó Erdogan

28 de noviembre de 2017

28 de noviembre de 2017 — El viernes 24, a días después de la reunión en Sochi de los Presidentes de Rusia, Irán y Turquía, el Presidente Trump sostuvo una productiva llamada telefónica con el Presidente Erdogan de Turquía. El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, quien estuvo en la llamada, le dijo a la prensa que Trump “afirmó claramente que ya no va a apoyar más al YPG y en esencia dijo que se le debió haber puesto fin a esta estupidez antes”, según la agencia de noticias turca Anadolu. Cavusoglu dijo que uno de los tópicos que ha tenido el mayor efecto negativo en las relaciones entre Estados Unidos y Turquía, es el armamento que Washington le estaba proporcionando al PKK/PYD, que Turquía tiene clasificada como organización terrorista. “Últimamente hemos visto que también se les estaban entregado algunos vehículos blindados” dijo. “Nuestro Presidente una vez más le hizo saber nuestro malestar al señor Trump”.

La declaración de la Casa Blanca sobre la llamada no confirmó el informe turco, aunque tampoco lo refutó. Dice: “Congruentes con nuestra política anterior, el Presidente Trump también le informó al Presidente Erdogan de los ajustes pendientes al apoyo militar que se aporta a nuestros socios en el terreno en Siria, ahora que ha concluido la batalla en Raqqa y estamos avanzando hacia una fase de estabilización para garantizar que no regrese nunca el EIIS”.

La decisión de ya no apoyar más a los curdos, eliminaría una fuente de tensión importante entre Estados Unidos y Turquía. Trump y Erdogan también “discutieron la importancia de llevar a cabo la Resolución 2254 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el apoyo al avance del Proceso de Ginebra encabezado por la ONU para resolver pacíficamente la guerra civil en ese país” dice el comunicado de la Casa Blanca. “El Presidente Trump y el Presidente Erdogan subrayaron la necesidad de ponerle fin a la crisis humanitaria, permitir que regresen a casa los desplazados sirios y garantizar la estabilidad de una Siria unificada libre de intervenciones malignas y de refugios terroristas”.