El WaPo y el WSJ encabezan la campaña de penalización de un Plan Marshall para el Medio Oriente

1 de diciembre de 2017

1 de diciembre de 2017 — Tanto el Wall Street Journal como el Washington Post “denunciaron” el martes 28 de noviembre que el general (ret) Michael Flynn, uno de los objetivos principales del intento de golpe de Estado de Mueller en contra del Presidente Trump y el gobierno de Estados Unidos, está siendo investigado ahora por el “delito” de promover para los Estados Unidos una política de construcción de plantas de energía nuclear por todo el mundo árabe. El supuesto delito consiste en que Flynn, como ciudadano particular antes de ser nombrado Asesor de Seguridad Nacional de Trump, promovió el plan como consultor de compañías que podrían haber formado parte de este plan. Por lo tanto, como lo plantea el Post, su promoción de esta idea maravillosa fue “una propuesta de negocios en la forma de un documento de política programática”. Agregan que ya todo lo relacionado a esta supuesta corrupción se le envió a Mueller para que lo investigue.

El encabezado del Journal dice que este plan infame para desarrollar las naciones del Medio Oriente “llegó hasta lo más profundo de la Casa Blanca”. Agregan que “la Comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes está investigando la relación del señor Flynn con las compañías involucradas y hasta dónde su anterior carrera de consultoría se superpone a su papel como principal asesor del señor Trump”.

El Post agrega que Flynn también sirvió como asesor de ACU Strategic Partners, que tenía planeado construir plantas de energía nuclear en el Medio Oriente “junto con intereses rusos”.

Al igual que con todo el fraude del Rusiagate, estos agentes del imperio británico creen que pueden convencer a los estadounidenses de que es un delito cooperar pacíficamente con Rusia en la derrota del terrorismo y en el desarrollo de las naciones.