Los propagandistas de la UE, preocupados por el surgimiento del “populismo” en Italia

9 de enero de 2018

8 de enero de 2018 — Bill Emmott, antiguo jefe de redacción del semanario Economist y uno de los más destacados propagandistas de la Unión Europea (UE) (fundación “Despierta Europa”) anda alertando sobre una victoria “populista” en Italia en las elecciones generales del 4 de marzo y promueve a Silvio Berlusconi como el menor de los males en un artículo para Project Syndicate y una entrevista con el periódico italiano Corriere de la Sera.

“El peor resultado sería una victoria de la centro derecha con Salvini [líder de la Lega Nord] en primer lugar”, advierte Emmott. El segundo peor resultado sería una victoria del M5S, porque el M5S sería “experimental y caótico”. Pero el M5S, a pesar de que saliera como primer partido, no tendría ninguna oportunidad de formar una coalición con el fin de obtener un 40% de la votación, el límite para tener una mayoría en el parlamento. La centro derecha la tiene. Pero “Europa tiene que mantener sus esperanzas en que Forza Italia de Berlusconi salga más fortalecida que la Lega”.

En el 2005 Emmott había publicado un artículo firmado de portada en el Economist en donde calificaba a Berlusconi de “incapacitado para gobernar” Italia. Ahora dice que Berlusconi ¡puede hacer mucho más tras bambalinas!

Salvini tiene en su programa la Glass-Steagall y un Banco Nacional de Crédito.

Actualmente, Forza Italia anda en el 16% de preferencias. La Lega un poco atrás. Juntos, pueden derrotar tanto al M5S como al Partido Democrático de Renzi. Se están formando una pléyade de nuevos partidos pequeños, algunos hasta de un solo hombre, con el fin de apoderarse de algún curul electoral aquí o allá (el sistema es una combinación de distritos proporcionales y el ganador se queda con todo). Por ejemplo, la antigua Comisionada de la UE, Emma Bonino, formó su propio partido, llamado “Más Europa”. Dado que ella no tiene ninguna posibilidad de recolectar las firmas suficientes, el financiero Carlo De Benedetti desplegó a uno de los senadores que tiene en su bolsillo para que se uniera a la planilla para permitirle así a la planilla que contienda sin tener que recolectar firmas. En el lado opuesto, el diputado derechista soberanista Guido Crosetto, se unió a la planilla comunista, antiverde y anti UE encabezada por Marco Rizzo para permitirle a ellos también contender.

Rinascimento”, la planilla lanzada por Tremonti y Sgarbi, repudió un grupo de diputados demócrata-cristianos y está ahora en peligro.

El M5S se ha enfocado cada vez más en una campaña “anticorrupción” y mantiene una posición ambigua sobre el euro, aunque sigue manteniendo la Glass-Steagall en el programa. A diferencia de las elecciones anteriores, abrió su planilla a independientes “populares”. El dueño del partido Casaleggio Jr., visitó de manera muy publicitada la embajada británica el 19 de diciembre.