Bases rusas en Siria atacadas con drones

12 de enero de 2018

12 de enero de 2018 — El Ministerio de Defensa de Rusia informó el lunes 8 que sus fuerzas en Siria repelieron un extenso ataque con drones en sus bases en Latakia y Tartus. En total fueron 12 drones, siete de los cuales fueron derribados con sistemas antiaéreos Pantsir y las fuerzas armadas rusas “tomaron control” de los otros seis, probablemente mediante un ataque electrónico. Los rusos concluyeron después de un análisis técnico de los drones capturados, que la tecnología utilizada era de un nivel que solo un Estado la pudo haber proporcionado a los atacantes. “Las soluciones de ingeniería utilizadas por los terroristas cuando atacaron las instalaciones rusas en Siria, solo las pudieron haber recibido de un país con capacidades de tecnología avanzada en navegación satelital y control remoto de disparo de dispositivos explosivos ensamblados competentemente para hacer estallar en lugares asignados” dice la declaración del Ministerio.

En respuesta a una pregunta de Sputnik, el vocero del Pentágono Mayor Adrian Rankin-Galloway minimizó la posibilidad de que un Estado se haya involucrado en eso. “Hemos visto este tipo de tecnología VANT (Vehículo Aéreo No Tripulado) comerciales que ha utilizado el EEISS para llevar a cabo sus misiones”, dijo Galloway. “Esos dispositivos y tecnologías se pueden obtener fácilmente en el mercado libre y eso es causa de preocupación”.

En el Kremlin, se le preguntó al vocero de la Presidencia de Rusia, Dmitri Peskov si el ataque con drones no era una muestra de que Rusia había reducido demasiado sus fuerzas en Siria. “Los contingentes e infraestructura militar que quedan en Hmeymim y Tartus tienen las suficientes capacidades como para contrarrestar ataques esporádicos terroristas en ataques relámpagos, los cuales desgraciadamente continúan. Esto no hace más que subrayar la necesidad de redoblar los esfuerzos por un arreglo político” dijo. Recordó que al tomar la decisión de retirar su personal militar de Siria “Rusia procedió a partir de la hipótesis de que no había razones para llevar a cabo operaciones ofensivas de envergadura”.