Impresionados los rusos de que tan loco pueden estar los ministros de la defensa de Su Majestad Real

27 de enero de 2018

27 de enero de 2018 — “Rusia está lista a matarnos de a miles”, es el encabezado chillón de la edición impresa de la entrevista en el diario The Telegraph con el secretario de Defensa del Reino Unido, Gavin Williamson, publicada el viernes 26.

Según el diario londinense Guardian del mismo día, Williamson, CBE (así como las siglas en inglés para Comandante del Imperio Británico) tiene una tarántula como mascota, en una pecera en su oficina, que “significa una enfoque despiadado hacia sus enemigos”. A juzgar por la entrevista de Williamson en el Telegraph, el gobierno de Su Real Majestad simplemente se “le botó la canica”, en su desesperación por mantener el orden geopolítico mundial moribundo.

“Lo que ellos [Rusia] están considerando hacer, es que van a pensar: ¿Cómo es que les causamos tanto dolor a los británicos? Dañar su economía, desbaratar su infraestructura, efectivamente de causar miles y miles y miles de muertes, pero realmente introducir un elemento para crear el caos total dentro del país”, deliró Williamson.

Esto le provocó al servicio noticioso ruso Sputnik comentar lo siguiente:

“En primer lugar, felicitaciones en su esfuerzo para hablar inglés, señor Williamson; se está acercando bastante a alcanzar la fluidez, siga así. En segundo lugar, si Rusia quisiera realmente causar caos en Gran Bretaña, no se preocuparía en dañar algunas líneas de electricidad, simplemente le daría una contribución al fondo de reelección del partido Tory”.

Williamson acusó a Moscú de que estaba investigando las conexiones de la infraestructura de energía del Reino Unido, para destruirlas y crear caos. O si no, “¿Por qué siguen fotografiando y observando las estaciones de energía? ¿Por qué están observando los conectadores que acarrean tanta electricidad y tanta energía hacia nuestro país?”, murmullo Williamson con los ojos brillantes.

El mayor general Igor Konashenkov, vocero del Ministerio de Defensa de Rusia, respondió oficialmente por el gobierno ruso, y declaró que “el jefe del Ministerio de Defensa del Reino Unido ha perdido la razón, en su fiera lucha por el aumento en el presupuesto de defensa”. Konashenkov sugiere que “la fobia del ministro de que Rusia fotografía las estaciones de energía o estudia los conectores de los gasoductos británicos, es digno de ser incluido en los libros de comiquitas para niños, en la serie de televisión Monty Python’s Flying Circus”, (El circo volador de Monty Python), y señaló que “y solo para que conste, toda la información sobre las ubicaciones de las plantas eléctricas británicas y gasoductos son tan ‘secretas’ como las fotos de la ubicación de la Abadía de Westminster o el Big Ben”.