La privatización de la PREPA de Puerto Rico augura un desastre

31 de enero de 2018

28 de enero de 2018 — El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció el 22 de enero los planes para privatizar la empresa estatal de electricidad en bancarrota, Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (PREPA en sus siglas en inglés), en tres fases durante los próximos 18 meses. El plan tiene que ser autorizado por Laura Swain, juez de bancarrotas de Nueva York y por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico. Los acreedores y todo tipo de buitres financieros que tienen participaciones de alrededor de $9 mil millones de dólares de la deuda de la PREPA, ya están dando alaridos diciendo que cualquier privatización debe garantizar que les paguen lo que les adeudan y también sus “derechos de propiedad”.

En la ausencia de un enfoque programático, que pudiera incorporar a Puerto Rico a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, declarando una moratoria de su deuda e impulsando el desarrollo de alta tecnología, incluyendo la energía nuclear, la privatización propuesta empeorará la desesperada situación de la isla y la someterá a un saqueo mayor de los “capitalistas del desastre” que se espera salten en búsqueda de hacer dinero fácil. El plan “amigable al medio ambiente” propuesto, no hace mención alguna a la energía nuclear, y afirma que las energías renovables generarán el 30% de la energía necesaria.

Actualmente, cerca del 40% de la población de la isla no tiene electricidad. Presa de la terrible crisis financiera de los pasados 10 a 15 años, la PREPA no ha podido dar mantenimiento a la red de electricidad, al tiempo que se endeudaba cada vez más para poder compensar las ganancias cada vez más escasas. La deuda de $9 mil millones de dólares que tiene no se puede pagar.

La privatización que fue anunciada se incluye en un nuevo plan de impuestos que preparó Roselló, y que plantea una moratoria de cinco años al servicio de la deuda, pero que debe ceñirse a exigencias de “reforma estructural” monetaristas dictadas por la Junta de Supervisión y Administración Financiera (FOMB) establecido por el Congreso en el 2016, para supervisar las finanzas de la isla. ¿Reformas estructurales? El servicio de noticias The Intercept informó el 24 de enero que, en una presentación el 22 de enero en la Asociación de Abogados de la Ciudad de Nueva York, Jaime Koury, asesor jurídico de la FOMB, propuso que los abogados de Puerto Rico tomaran como ejemplo a los “Chicago Boys”, que impuso en Chile el dictador fascista Augusto Pinochet de 1973 a 1990 para que dirigieran las reforma de libre mercado que Chile debía adoptar.

PREPA fue fundada en 1941 durante el gobierno de Franklin Roosevelt como parte del Nuevo Trato, que tiene una historia rica en la promoción del desarrollo de la economía real en la isla. La revista electrónica The Atlantic advirtió el 24 de enero que la privatización significaría “el fin de las operaciones de un sector público que ha definido la vida de Puerto Rico por gran parte de la historia de la isla desde que es territorio de Estados Unidos... Ha sido en su mayor parte fundamento económico de la isla”, para construir el sector público, crear empleos, y para controlar el éxodo de la población de la isla.