Funcionario del Vaticano: “los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia son los chinos”

10 de febrero de 2018

10 de febrero de 2018 — Un alto funcionario de la Iglesia Católica Romana elogió a China porque, de acuerdo a lo que vio en su visita reciente a China, “en ese momento, los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia son los chinos”, según le dijo a la publicación Vatican Insider en una entrevista que le hizo Andrés Beltramo y que se ha publicado en varios diarios oficiales católicos en el mundo.

Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales, visitó Pekín por primera vez hace unos meses y “regresó a entusiasmado”, dice Beltramo. Allá “no tenés villas miseria, no tenés droga, los jóvenes no tienen droga. Hay como una conciencia nacional positiva”, explicó monseñor Sánchez.

En China, “la economía no domina a la política, como ocurre en Estados Unidos, dicho por los mismos estadounidenses”, dijo Sánchez.

Con relación al Presidente Trump, se fue por el lado de las noticias convencionales (además de defender la errónea política ambientalista del Vaticano) y se preguntó: “¿Cómo es posible que las multinacionales del petróleo manejen a (Donald) Trump?”, y agregó que “el pensamiento liberal ha liquidado el concepto del bien común... en cambio los chinos no, proponen trabajo y bien común”. Asimismo, elogió el hecho de que China defiende los acuerdos climáticos, contrario a Trump.

Monseñor Sánchez Sorondo visitó China como parte de un esfuerzo diplomático de parte del Vaticano, informó The Catholic Herald, el periódico católico oficial del Reino Unido. A su regreso, dijo Sánchez, “encontré una China extraordinaria; lo que la gente no sabe es que el principio central chino es trabajo, trabajo, trabajo. No hay de otra; en el fondo es como decía San Pablo: el que no trabaje, que no coma”.

El articulista de The Catholic Herald informó que el Vaticano y China habían estado manteniendo pláticas en los años recientes respecto al estatus de la iglesia “clandestina” y la designación de obispos (que históricamente es hecho por el Papa, pero que en China, hasta ahora quien los designa es el gobierno).

En noviembre, los Museos del Vaticano organizaron exposiciones conjuntas con el gobierno de China en lo que se llamó la “diplomacia del arte”.

El artículo concluye con el comentario que hace monseñor Sánchez Sorondo respecto a que “La impresión es que China está evolucionando muy bien” y “en este momento existen muchos puntos de encuentro” con el Vaticano. “No se puede pensar que la China de hoy es la China que tenía Juan Pablo II o la Rusia de la guerra fría” dice Monseñor.