Gobernador de Kentucky pide diálogo nacional sobre la “cultura de la muerte” que predomina en Estados Unidos

2 de marzo de 2018

27 de febrero de 2018 — Luego del tiroteo en una escuela del oeste de Kentucky el pasado 24 de enero, que resultó en dos muertos y 19 heridos, el gobernador de Kentucky, Matt Bevin, grabó un video en donde hace un llamado dramático a sostener un urgente diálogo nacional sobre cómo cambiar la cultura popular estadounidense, la cual exalta la violencia, los asesinatos y la muerte en todas las formas de “entretenimiento”. Después de la masacre del 14 de febrero en la escuela de Florida, lo han entrevistado insistentemente en los medios, sobre el mismo tema.

En tiempos anteriores, había más estadounidenses que tenían armas que los de hoy, pero los jóvenes no andaban por ahí matando a otros jóvenes en masa, señala Bevin. “Si la gente cree que no tiene ninguna responsabilidad con nadie más que con ellos mismos” y que “no existe el bien o el mal absoluto”, entonces tenemos un problema cultural. Los individuos “no suponen que sus acciones puedan tener algún tipo de consecuencias más allá de ese momento inmediato”.

¿Por qué nos asombramos con estos asesinatos, cuando estamos rodeados de violencia, nosotros y nuestros hijos?, se pregunta.

“Vean nuestra cultura popular. Vean nuestras películas. La violencia, el desprecio por el valor de la vida humana... Tenemos una cultura de la muerte en Estados Unidos. Podemos pretender que no es cierto; podemos pensar que la gente puede separar los hechos de la ficción en lo que ven, a lo que son sus vidas, pero están inmersos en esto a cada momento, en la televisión, las películas, en la música, en todo. Escuchen las letras de las canciones actuales; celebran la cultura de la muerte”.

Los jóvenes tienen que saber que “lo que te metes dentro... se convierte en parte de toda tu fisiología, de toda tu estructura mental, se convierte en parte de quién eres. Eres creación de las cosas con las que te rodeas”, explica Bevin.

“Miren los programas de televisión. Glorificamos la muerte, glorificamos el asesinato. Cada vez se está volviendo más explícito, y estamos insensibilizando a los jóvenes sobre la verdadera realidad trágica y permanente de la muerte... Miren los juegos de video que juegan... En los que se obtienen puntos extra y se promociona el asesinato brutal de personas y en donde la sangre y la mutilación y la carnicería es cada vez más real, se insensibiliza a las personas.

“¿Y ahora nos causa asombro? ¿Que ahora estemos viendo la preponderancia de que suceda esto y cada vez sucede en mayor medida, no en los video juegos, no en los programas de televisión, no en las películas, no en las letras de una canción, sino en la vida real, en donde los jóvenes están representando eso de lo cual están rodeados, eso en lo que están inmersos?”, señala el mismo.

Bevin dijo que no sabía qué forma debía tener pero que “algo se tiene que hacer”. Le hizo un llamado a otros gobernadores, al Presidente de Estados Unidos, al Congreso federal, a todos los que están en posición de influencia, desde los superintendentes escolares hasta los gerentes generales de las compañías que producen los juegos de video violentos, las películas, las grabaciones a que participen en un diálogo nacional sobre lo que se tiene que hacer.

“Tenemos que ponernos a la altura de las circunstancias. Nosotros somos los adultos. Actuemos como tales... Tratemos de determinar cómo podemos reparar el tejido de Estados Unidos que se está haciendo pedazos hasta volverlo irreconocible”.