Putin anunció el desarrollo de armas nuevas y reafirmó la doctrina rusa sobre guerra nuclear

9 de marzo de 2018

8 de marzo de 2018 — Durante la parte final de su informe anual a la nación, ante la sesión conjunta de la Asamblea Federal el pasado 28 de febrero, el Presidente Vladimir Putin dio a conocer los nuevos sistemas estratégicos que están desarrollando para las fuerzas armadas rusas, que tienen el propósito específico, subrayó Putin, de contrarrestar el despliegue del sistema global antimisiles de Estados Unidos. Explicó que Moscú desde hace mucho tiempo trató de convencer Washington de que no violase el Tratado ABM (antimisiles balísticos), del cual Estados Unidos se retiró en 2002, y que Rusia había propuesto en numerosas ocasiones el desarrollo conjunto de defensas contra las amenazas de los misiles, pero todo eso fue en vano. Estados Unidos, dijo, “ha aumentado el número de interceptores, ha mejorado sus características, y ha creado nuevos sitios para ubicarlos, lo cual, si no tomamos medidas, llevará a la total anulación del potencial nuclear de Rusia”.

En consecuencia, dijo, “hemos iniciado el desarrollo de nuevas armas estratégicas que no utilizan trayectorias de vuelo balístico cuando se mueven hacia el objetivo, lo cual significa que los sistemas de defensa antimisiles son inútiles y obsoletos en una lucha contra ellos”. Luego informó que en diciembre de 2017, Rusia probó un misil crucero accionado por energía nuclear. “Un misil crucero que vuela a baja altura y es de poca visibilidad armado con una ojiva nuclear y que posee un rango de alcance prácticamente ilimitado, una trayectoria de vuelo impredecible y tiene la capacidad de impregnar prácticamente todas las líneas de intercepción, es invulnerable a todos los sistemas de defensa antimisiles existentes o futuros”, explicó Putin. Las pruebas exitosas de terreno y de vuelo de los nuevos misiles “nos permite iniciar el trabajo para crear un tipo de arma fundamentalmente nueva; un misil nuclear estratégico equipado con una planta de energía nuclear”, señaló Putin.

Luego anunció que se ha comenzado a probar el misil balístico intercontinental (ICBM) RS-28 Sarmat, y que esta nueva arma será invulnerable a la intercepción ya que sus capacidades le permiten superar cualquier defensa antimisiles. Además, Moscú ha desarrollado drones submarinos capaces de operar a grandes profundidades y a distancias intercontinentales, y ha creado armas hipersónicas. Nadie escuchó a Rusia antes de que creásemos nuevos sistemas de armamento, así que escuchen a Rusia ahora”, dijo Putin, y agregó que el país está un paso delante de los demás Estados. Puso de relieve asimismo, según informó Sputnik, que no habían revelado todas las nuevas armas en las que Rusia está trabajando ahora, pero que lo que había revelado es “suficiente” para un día.

Mientras Putin describía cada uno de estos nuevos sistemas, se proyectaba sobre la pantalla videos que mostraban el objeto de referencia. En las imágenes se combinan acciones en vivo, con animaciones, para mostrar como se espera que operará cada uno de ellos. El misil hipersónico, por ejemplo, se muestra que es lanzado desde un sitio ICBM, pero luego vuela sobre las capas superiores de la atmósfera y maniobra para evadir los sistemas de defensa antimisiles de Estados Unidos, tanto aéreos como marítimos.

Putin dijo que el propósito de revelar todo esto es disuadir a un posible agresor. Asimismo, informó que Rusia ha desplegado armas basadas en nuevos principios físicos.

Concluyó esta parte de su informe diciendo: “Estamos sumamente preocupados por ciertas disposiciones de la nueva postura nuclear revisada (de Estados Unidos), la cual amplia las oportunidades para reducir el umbral, y lo reduce, para el uso de armas nucleares. A puertas cerradas, uno puede decir cualquier cosa para calmar a cualquiera, pero nosotros leemos lo que está escrito. Y lo que está escrito es que esa estrategia se puede poner en acción en respuesta a un ataque con armas convencionales e incluso ante una amenaza cibernética.

“Yo debo señalar que nuestra doctrina militar dice que Rusia se reserva el derecho de utilizar armas nucleares únicamente en respuesta a un ataque nuclear, o a un ataque con otras armas de destrucción masiva en contra del país o de sus aliados, o a un acto de agresión contra nosotros con el empleo de armas convencionales que amenaza la existencia misma del Estado. Todo esto es muy claro y muy específico.

“Como tal, yo veo como mi deber anunciar lo siguiente. Cualquier empleo de armas nucleares contra Rusia o sus aliados, armas de corto, medio o cualquier alcance, será considerado como un ataque nuclear contra este país. La represalia será inmediata, con todas las consecuencias inherentes”.