La “EC4” de la reforma fiscal de los republicanos infla la burbuja

9 de marzo de 2018

8 de marzo de 2018 –- Jamie Dimon, director ejecutivo del banco JPMorgan Chase, calificó al proyecto de ley de recorte fiscal que aprobaron los republicanos, como una nueva “EC4”, otra “emisión cuantitativa” más en el enorme rescate financiero para las corporaciones (incluyendo bancos), y están demostrando que él estaba en lo cierto.

Las corporaciones de Estados Unidos anunciaron la recompra de sus propias acciones por el valor de unos $155 mil millones de dólares solo en febrero (¡el mes más corto del año!), según la compañía de investigación TrimTabs; este fue fácilmente el mes récord desde que han venido sucediendo esas recompras de acciones. El ritmo anual de recompras de acciones está llegando a casi $800 mil millones de dólares, de acuerdo a la misma fuente, hasta ahora otro récord, y casi lo mismo que el total del recorte fiscal que recibieron las corporaciones con la ley de “reforma fiscal”.

Así que en vez de utilizar la mayoría de sus préstamos y su ingreso neto para recomprar sus acciones, como vienen haciendo desde el 2010, ahora las corporaciones están utilizando la mayor parte de sus ahorros fiscales en eso. La intención oculta de la “reforma fiscal” evidentemente fue la de evitar que estallara la burbuja de la deuda corporativa.

Pero lo único que está haciendo es inflar esa burbuja más rápidamente, hasta que estalle, en particular desde que las corporaciones están reportando que están usando márgenes de deudas para apalancar sus ganancias. Así que se están apalancando mucho más al comprar y liquidar su capital, como también al tomar préstamos marginales para hacerlo.