Senadores instan al gobierno de Trump a iniciar pláticas estratégicas con Rusia ya

10 de marzo de 2018

10 de marzo de 2018 — Cuatro senadores de Estados Unidos instaron al gobierno de Trump a que inicie una nueva ronda de pláticas estratégicas con Rusia sin demora, en una carta que enviaron el jueves 8 de marzo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ya respondió el viernes 9, desde Etiopía, donde se encontraba de visita. “Nosotros siempre hemos destacado la necesidad de continuar el diálogo sobre la estabilidad estratégica entre Rusia y Estados Unidos”.

Los cuatro senadores, Edward Markey (demócrata de Massachussets), Jeff Merkley (demócrata de Oregon), Dianne Feinstein (demócrata de California) y Bernie Sanders (independiente de Vermont) le escribieron una carta al secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, en donde señalan que “un diálogo estratégico entre Estados Unidos y Rusia es más urgente, luego del discurso público del Presidente Putin el 1 de marzo, cuando se refirió a varias armas nucleares nuevas que Rusia ha estado desarrollando, entre ellas un misil crucero y un dron submarino nuclear, los cuales no están limitados actualmente por el Nuevo Tratado START [tratado sobre armas estratégicas], y si se despliegan sería desestabilizador”.

La carta de los senadores reconoce que Estados Unidos tiene desacuerdos con Rusia en varias cuestiones, como las supuestas violaciones al tratado de Fuerzas Nucleares Intermedias (INF, por sus siglas en inglés); la supuesta ingerencia en las elecciones y en asuntos de política exterior. “Sin embargo, es debido a esas desavenencias políticas, no a pesar de ellas, que Estados Unidos se debe comprometer urgentemente con Rusia para evitar errores de cálculo y reducir la probabilidad de un conflicto”, señalan los senadores.

La carta señala también que el actual tratado INF puede resolver cualquier supuesta “violación de Rusia mediante las disposiciones existentes en el Tratado INF o mediante nuevos términos mutuamente aceptables”. Asimismo, señala que el Nuevo Tratado START, que entró en vigor en 2011, el cual aporta innumerables cantidades de información y de inspecciones locales, “podría también gobernar dos de los nuevos tipos de armas nucleares a las que se refirió el Presidente Putin el 1 de marzo”.

En conclusión, la carta dice que “no hay garantía de que podamos avanzar con Rusia en estas cuestiones. Sin embargo, incluso en el punto más álgido de las tensiones de la Guerra Fría, Estados Unidos y la Unión Soviética pudieron comprometerse en cuestiones de estabilidad estratégica. Los dirigentes de ambos países creían, como debiéramos creer nosotros hoy, que la increíble fuerza destructora de las armas nucleares es razón suficiente para hacer cualquier y todos los esfuerzos para reducir la posibilidad de que se puedan volver a utilizar de nuevo”.

La carta en inglés se puede leer completa en el portal del senador Markey:

https://www.markey.senate.gov/news/press-releases/amid-heightened-tension-markey-merkley-feinstein-and-sanders-press-trump-administration-to-jumpstart-new-strategic-talks-with-russia