La reunión de Trump y Kim para mayo marca un ‘hito” para las principales naciones de la región Asia Pacífico

12 de marzo de 2018

12 de marzo de 2018 — El anuncio del Presidente Donald Trump el jueves 8 de marzo, de que aceptó la invitación a reunirse con el presidente norcoreano, Kim Jong-un, en mayo, se ha recibido con beneplácito como un paso hacia el diálogo por parte de las principales naciones de la región Asia Pacífico. Asimismo, diplomáticos veteranos estadounidenses señalan que este paso es “gran avance”. Por otra parte, en oposición a esto, en todos los medios geopolíticos de la región transatlántica hay manifestaciones de histeria, y atacan la iniciativa con los vituperios predecibles: prematura, riesgosa, deplorable, condenada al fracaso, o cosas peores.

El propio Presidente Trump tuiteó desde temprano el mismo día dos veces: “Kim Jong Un habló sobre la desnuclearización con los representantes surcoreanos, no solo una congelación. También, que Corea del Nortea no hará más pruebas con misiles durante este período. Un gran avance, pero las sanciones seguirán hasta que se llegue a un acuerdo. Hay reunión planeada”. Asimismo, la vocera de la Casa Blanca, Sara Sanders, hizo está declaración: “El Presidente aprecia enormemente las amables palabras de la delegación surcoreana y del Presidente Moon. Él aceptará la invitación para reunirse con Kim Jong-un en un lugar y fecha por determinar. Esperamos la desnuclearización de Corea del Norte. Mientras tanto, continúan las sanciones y la presión máxima”.

Estas son algunas de las reacciones:

Corea del Sur. El Presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dijo que “.a reunión de mayo será registrada como un hito histórico que hizo realidad la paz en la península coreana. Si el se reúnen el Presidente Trump y el secretario Kim luego de una cumbre entre las Coreas, la desnuclearización completa de la península coreana tomará en serio el rumbo correcto”. Más aún, “nuestro gobierno manejará con sumo cuidado esta oportunidad que llega como un milagro. Vamos a mover las cosas de tal manera que sea fiel y prudente, pero no lento”.

China. El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, dijo que China le da su beneplácito a las pláticas entre Estados Unidos y la República Democrática Popular de Corea. “Suscribimos y respaldamos la dedicación de ambas partes a la resolución de la cuestión mediante el diálogo y la consulta”, dice la declaración según la reseña de China Daily.

Rusia. El ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, declaró desde Etiopía el viernes 9 de marzo que “consideramos que esto es un paso en la dirección correcta. Esperamos que el acuerdo se lleve a cabo. Obviamente eso es necesario para la normalización de la situación en torno a la península coreana”.

La secuencia

La secuencia de los acontecimientos en Washington el jueves 8 de marzo comenzó con la reunión en la Casa Blanca, en donde el Asesor de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-Yong le dio un informe de primera mano al Presidente Trump y a su entorno de la Casa Blanca, sobre su reciente reunión en Corea del Norte. Saliendo de la reunión, Chung declaró a la prensa: “Hoy tuve el privilegio de informar al Presidente Trump sobre mi visita reciente a Pyongyang, Corea del Norte... Le expliqué al Presidente Trump que su liderazgo y su política de presión máxima, junto con la solidaridad internacional, nos ha llevado a esta coyuntura. Le expresé la gratitud personal del Presidente Moon Jae-in hacia el liderazgo del Presidente Trump.

“Le dije al Presidente Trump que, en nuestra reunión, el líder norcoreano Kim Jong-un dijo que está decidido a la desnuclearización. Kim se comprometió a que Corea del Nortea se abstendrá de cualquier otra prueba nuclear o de misiles. Él entiende que los ejercicios militares rutinarios conjuntos entre la República de Corea y Estados Unidos deben de continuar. Y expresó su deseo de reunirse con el Presidente Trump a la brevedad posible.

“El Presidente Trump agradeció el informe y dijo que se reuniría con Kim Jong-un en mayo para lograr una desnuclearización permanente. La República de Corea, junto con Estados Unidos, Japón y nuestros muchos socios en todo el mundo seguimos completa y decididamente comprometidos con la total desnuclearización de la península coreana...

“Junto con el Presidente Trump, somos optimistas para continuar con el proceso diplomático para probar la posibilidad de una resolución pacífica”.

Después de esto, siguió la breve declaración de Sanders, y el mismo día a las 8 de la noche, se realizó una teleconferencia desde la Casa Blanca que dio un “alto funcionario del gobierno”, de lo cual se publicó una transcripción en el portal oficial de la Casa Blanca. El funcionario dijo que, desde que asumió el cargo el Presidente Trump, el ha planteado la necesidad de un “nuevo enfoque. Será necesario que evitemos los errores que se han cometido durante los últimos 27 años de diálogo y de enfoque fallidos para desnuclearizar a Corea del Norte”.

El Presidente, dice la declaración, ha trabajado con los aliados y ha puesto presión, pero “ha dejado la puerta abierta al diálogo en el momento oportuno. Y hoy fue informado por los funcionarios de seguridad nacional del Presidente Moon, su Asesor de Seguridad Nacional, Chung Eui-Yong y su director de Inteligencia, Suh Hoon, quienes estuvieron en el Salón Oval e informaron al Presidente, así como a varios funcionarios del gabinete, el general McMaster, el Secretario de Defensa Mattis, El subsecretario de Estado Sullivan, el jefe de personal de la Casa Blanca, general Kelly, el director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, y la subdirectora de la CIA Gina Haskell, y le transmitió el mensaje de Kin Jong-un al Presidente.

“Parte del mensaje se refiere al compromiso con la desnuclearización. También el compromiso a abstenerse de hace pruebas con armas nucleares o misiles. Y fue también una señal, oh, y agregaría que Kim Jong-un dejó en claro que él entiende que los ejercicios rutinarios defensivos entre la República de Corea y Estados Unidos deben continuar, o algo que continuará. Y le transmitió que quiere reunirse con el Presidente Trump lo más rápidamente que sea posible.

“Y también el Presidente Trump ha acordado aceptar una invitación a reunirse con Kim Jong-un en cuestión de un par de meses. Y el momento y lugar exacto todavía están por determinarse”.

El funcionario tomó algunas preguntas, entre las cuales destacaron los subterfugios de Dave Nakamura del Washington Post, sobre si deberían haber algunas reuniones preliminares a esa reunión tan riesgosa, etc., lo cual rechazó el funcionario. Al final del informe, el funcionario le dijo a Nakamura, que “el Presidente Trump se ha formado su reputación haciendo acuerdos. Kim Jong-un es la persona que puede tomar las decisiones bajo su sistema autoritario, particularmente autoritario o totalitario. Así que tiene sentido aceptar una invitación a reunirse con la única persona que puede realmente tomar una decisión, en vez de repetir el arduo trabajo del pasado”.