EU amenaza con sanciones en contra de compañías europeas involucradas en Nord Stream 2

24 de marzo de 2018

24 de marzo de 2018 — Durante el informe a la prensa del martes 20 de marzo, la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert, anunció que las corporaciones que participen en la construcción y financiamiento del gasoducto Nord Stream 2, entre Rusia y Alemania, podrían enfrentar sanciones de Estados Unidos. El argumento es que este proyecto “podría socavar la seguridad y estabilidad energética general de Europa” y le da a Rusia “otra herramienta más para presionar a los países europeos, en especial a países como Ucrania” informó el servicio noticioso ruso Sputnik.

Polonia, Ucrania y todos los Estados del Báltico se oponen a este proyecto.

Nord Stream 2 es una empresa común entre Gazprom de Rusia y cinco compañías europeas, entre ellas Engie de Francia, OMV AG de Austria, Uniper y Wintershall de Alemania, y también Royal Dutch Shell, según Sputnik. El gasoducto que va desde Rusia hasta Alemania bajo el Mar Báltico, duplicaría la capacidad actual del gasoducto de 55 mil millones de metros cúbicos al año.

Según Nauert, las sanciones podrían imponerse por medio de la Ley para Contrarrestar a los adversarios Estadounidenses Mediante Sanciones (CAATSA por siglas en inglés). Nauert dijo que el Departamento de Estado ha discutido este asunto con los aliados de Estados Unidos en el extranjero “para explicarles las ramificaciones de la CAATSA y cómo un individuo o una compañía o un país pueden tener problemas con CAATSA y hacerse acreedores a sanciones. En general nosotros no comentamos sobre las sanciones, pero hemos dejado en claro que podrían adoptarse medidas firmes en contra del sector ruso de gasoductos con propósitos de exportación de energía y si participan en ese tipo de negocios, ellos se podrían ver expuestos a sanciones bajo el CAATSA”.

Hace una semana, un grupo de 39 senadores estadounidenses le escribieron al Secretario del Tesoro Steve Mnuchin para pedirle que bloqueara la construcción de Nord Stream 2, alegando falsamente que Gazprom tenía un “casi monopolio” en el suministro de energía a los aliados de Estados Unidos. En realidad lo que sucede es el hecho de que las compañías de Estados Unidos quieren abastecer a Europa con gas natural licuado y sacar a Gazprom del mercado. Después de que se firmó CAATSA en agosto del 2017, el entonces Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, atacó acremente las sanciones de EU en contra de Rusia y dijo que era inaceptable que Washington tratara de sacar a Rusia del mercado europeo, para así poder vender ellos su gas.