Rusia respondió con contundencia a la expulsión de sus diplomáticos, sin embargo espera se lleven a cabo las “pláticas de estabilidad” entre EUA y Rusia

28 de marzo de 2018

28 de marzo de 2018 –- La expulsión de diplomáticos rusos de Europa es resultado de la campaña de chantaje y presión de parte de Estados Unidos, dijo hoy el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en respuesta a una pregunta que le hizo la agencia de noticias TASS. “La conclusión que se ofrece más fácilmente, es que estábamos bastante correctos cuando dijimos más de una vez, que son muy pocos los países verdaderamente independientes en el mundo moderno y en la Europa moderna”, afirmó. “Cuando a uno o dos diplomáticos se les pide que salgan de algún país, con disculpas susurradas a nuestros oídos, sabemos ciertamente que esto es resultado de una presión colosal y un chantaje descomunal, que es la herramienta principal de Washington en la escena internacional”. De hecho, estas ni siquiera son acciones “democráticas”. Son el resultado de que las élites ignoran al público. El ministro informó que el periódico Die Welt en Alemania, hizo una encuesta que arrojó como resultado que más del 80% de quienes respondieron la encuesta, está en contra de que hayan más sanciones contra Rusia.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, también hizo comentarios fuertes el martes 27 a Sputnik, aunque declaró que Rusia no abandonará las pláticas de estabilidad estratégica con Washington. “La situación actual no se puede mantener”, expresó. “Necesitamos este diálogo”, dijo, y explicó “los Presidentes de nuestros países lo dijeron... en una conversación telefónica hace pocos días; no vamos a abandonar este diálogo, nos vamos a aferrar a él”. Ryabkov manifestó la “esperanza” de que haya un “comienzo saludable”, para que “más temprano que tarde prevalezca”.

Ryabkov atacó a Theresa May por plantear alrededor de más de 20 teorías que supuestamente proporcionó Moscú sobre el caso de envenenamiento de Skripal. Funcionarios del Reino Unido, afirmó, “siguen hablando tonterías”. Les aconsejó que “dejen de estar navegando sin descanso por la Internet, leyendo periódicos, viendo la TV y leyendo declaraciones de cualquier persona con pasaporte ruso para presentarlas como si fueran una teoría oficial de Moscú”.