No todos los países en Europa respondieron al silbato británico; Austria sostiene: no expulsaremos diplomáticos rusos

28 de marzo de 2018

28 de marzo de 2018 –- Aunque la mayoría de los 27 países de la Unión Europea (UE) ha seguido a ciegas la cantaleta de Theresa May, expulsando a uno o más diplomáticos rusos, hay un puñado de naciones que se tiene más estima:

* Sebastián Kurz, canciller austríaco, le explicó a la prensa el martes 27 por qué su gobierno no se ha unido a la mayoría de los otros gobiernos miembros de la UE expulsando diplomáticos rusos, y señaló que esas expulsiones serían una contradicción a la tradición de Austria como Estado neutral y de ser un “puente entre Oriente y Occidente”. Esto implica que a los diplomáticos de otros países no se les puede enviar a casa, porque la diplomacia es necesaria.

* Hasta ahora se ha informado que Grecia no ha decidido nada en torno a las expulsiones. Un funcionario griego advirtió que la combinación de un mensaje fuerte con las medidas de expulsión, socavaría el diálogo y nos llevaría rumbo a una nueva Guerra Fría.

* Esto ha creado una conmoción política en la República Checa. Ayer, el primer ministro Andrej Babi, anunció que la República Checa expulsaría a tres diplomáticos de los 53 miembros de la embajada rusa. Sin embargo, el Presidente Milo Zeman, quien no comentó públicamente nada sobre esta medida, le ordenó al Servicio de Inteligencia Checo que investigara la acusación contra los rusos, de que el Novichok se podría haber producido y puesto a prueba en la República Checa. Los ataques en contra del Presidente Zeman no se hicieron esperar, y el Partido de Alcaldes e Independientes sugirió que se debería enjuiciar políticamente al Presidente por traición.

* Hasta ahora, Bulgaria, no se ha decidido a expulsar a ningún diplomático ruso. Llamó a su embajador en Moscú para hacer consultas. Al hablar con los peiiodistas en Bruselas, la semana pasada, el primer ministro Boyko Borissov, dijo que el apoyo de la UE a Gran Bretaña era una decisión conjunta que ellos respaldan. Sin embargo, dijo, puesto que Gran Bretaña afirmó que es muy posible que Rusia esté detrás del ataque a Skripal con el gas nervioso, él [Borissov] ha pedido mayor evidencia antes de que su gobierno tome una decisión.

* El gobierno eslovaco parece estar dividido. El Presidente le pidió al Ministerio de Relaciones Exteriores que le explique porqué su país no se ha unido, todavía, a la otra docena de países que han expulsado diplomáticos rusos. Los líderes eslovacos tienen programado reunirse para discutir esto el 28 de marzo. El Ministerio de Relaciones Exteriores instó al embajador ruso, el lunes, a que condene el uso del gas nervioso en el ataque en Salisbury, como algo inaceptable, pero ningún diplomático ruso ha sido expulsado de Eslovaquia hasta ahora.