Ministerio de Relaciones Exteriores ruso responsabiliza al RU del envenenamiento a Skripal, a menos de que presente evidencia de lo contrario

29 de marzo de 2018

29 de marzo de 2018 –- El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia planteó oficialmente este miércoles 28, la cuestión de si los servicios de inteligencia del Reino Unido (RU) estuvieron involucrados en el atentado contra la vida de los Skripal “como parte de una provocación política a gran escala”, y se refiere a la negativa manifiesta del gobierno del Reino Unido a dar ningún tipo de evidencia que justifique su histeria global para ir a la guerra contra Rusia, con el pretexto del envenenamiento.

La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores, que se colocó el miércoles 28 en su sitio electrónico, pone en evidencia al imperio británico en su patraña del caso Skripal, del mismo modo en que el Presidente Vladimir Putin puso en evidencia la farsa estratégica del imperio en su discurso del 1ro de marzo, cuando anunció la capacidad de los nuevos misiles rusos que pueden evadir los sistemas antibalísticos (ABM en sus siglas en inglés) de occidente. Los lectores pueden juzgar por sí mismos en los extractos que siguen:

“Las autoridades británicas han demostrado, más de una vez, su incapacidad para dar seguridad a los ciudadanos de Rusia...

“En el caso más reciente [el de Sergey Skripal y su hija, Yulia, quién sigue siendo ciudadana rusa], Londres actuó de manera contraria a todas las normas del derecho internacional, de la ética, e incluso del sentido común. Londres ha acusado a Rusia de envenenar a ciudadanos rusos sin ofrecer ninguna evidencia ni el cuadro completo del delito. Al mismo tiempo, han dado a conocer el supuesto nombre del agente tóxico, que nunca se ha utilizado en Rusia, y lanzó una campaña política y mediática a gran escala en contra de Rusia. Comenzó la campaña para expulsar diplomáticos rusos de varios países y oficinas de representación en organizaciones internacionales, y anunció un paquete de una serie de otras sanciones ...

“Las acciones de las autoridades británicas plantean muchas interrogantes. Al público británico lo mantienen en la ignorancia respecto a los elementos esenciales de este incidente, que ha sido descrito como muy peligroso, y el número de personas afectadas se ha mantenido en secreto. No se ha dado ninguna información sobre las actividades que realizan los británicos en sus instalaciones secretas de investigación en Porton Down cerca de Salisbury, donde llevan a cabo investigaciones químicas. No se ha dado ninguna información sobre la ‘Operation Toxic Dagger’ [Operación Daga Tóxica], un ejercicio anual con armas químicas que se lleva a cabo en las instalaciones de Porton Down, junto con las fuerzas armadas del Reino Unido, el cual se concluyó poco antes del envenenamiento a los Skripal.

“Mientras tanto, Londres ha iniciado una campaña mundial para difundir la presunción de la culpabilidad de Rusia. Vemos una escalada de confrontación deliberada e intencional y una demostración de fuerza militar en la frontera con Rusia. Es un esfuerzo evidente que busca socavar la interacción política y diplomática que puede llevar hacia una investigación objetiva y exhaustiva sobre el incidente en Salisbury.

“El análisis de todas estas circunstancias muestra que las autoridades del Reino Unido no están interesadas en identificar las verdaderas causas y a los verdaderos perpetradores del crimen en Salisbury, lo cual sugiere una posible participación de los servicios de inteligencia del Reino Unido. Hasta que no recibamos pruebas convincentes de lo contrario, consideraremos que este incidente es un atentado contra la vida de ciudadanos rusos, como parte de una provocación política a gran escala. Recalcamos que el peso de la prueba recae completamente en el Reino Unido”.

(Enlace al sitio del MRE ruso, en inglés: http://www.mid.ru/en/foreign_policy/news/-/asset_publisher/cKNonkJE02Bw/content/id/3142491).