El laboratorio de guerra química del Reino Unido dijo que no tiene evidencia de que el gas venenoso sea ruso

5 de abril de 2018

5 de abril de 2018 — El servicio de noticias británico Sky News tuvo el desafortunado deber (para el gobierno de May) de informar el martes 3 al público en general, que no se ha podido establecer de donde salió el gas nervioso “novichok”, y que, aparentemente, no lo podrá hacer. “Los científicos de Porton Down [el laboratorio de guerra química y biológica de Gran Bretaña] no han podido establecer donde se elaboró el gas nervioso novichok que se utilizó para envenenar a Sergei y Yulia Skripal”, informó Sky News. “Gary Aitkenhead, ejecutivo en jefe del Laboratorio de Ciencia y Tecnología de la Defensa (DSTL, por sus siglas en inglés) en Porton down, le dijo a Sky News que no han podido probar que fue hecho en Rusia”.

El ex embajador británico en Uzbekistán, Craig Murray, quien había disputado la presunción del gobierno de May, de manera inmediata y en voz alta, de que “fueron los rusos”, ya había declarado hace más de una semana que los técnicos de Porton Down no estaban contentos con que se les pidiera “producir” algo para sustentar esas pretensiones.

El doctor Aitkenhead dijo, de acuerdo a la reseña noticiosa, que “pudimos identificar que era novichok, identificar que era un gas nervioso de uso militar. No hemos identificado el origen preciso, pero hemos suministrado la información científica al gobierno que cuenta con diversas otras fuentes para poder conjeturar las conclusiones a las que haya lugar”.

A menos de que lleguemos a la conclusión de que esas “otras fuentes” sean los diarios británicos, como el Times, el Telegraph, el Guardian, etc., el servicio noticioso Sky News informó que Aitkenhead dijo que “para establecer su origen se necesitan ‘otros aportes’, algunos de ellos de inteligencia, a los que el gobierno tiene acceso”.