Facción del ejército brasileño pide cárcel para ex Presidente Lula; Supremo Tribunal de Justicia decidió hacerlo

6 de abril de 2018

6 de abril de 2018 — El martes 3 de abril, el general Eduardo Villas Boas, comandante del Ejército de Brasil, trajo a colación el fantasma de una intervención militar, en caso de que el Supremo Tribunal de Justicia aceptase la apelación del ex Presidente Lula da Silva por un habeas corpus, y no ordenase que lo encarcelen de inmediato. Por una votación de 5 a favor del ex Presidente Lula, y 6 en contra, el Supremo Tribunal Federal dictaminó que debe ser encarcelado. Lula es el objetivo actual de la operación de revolución de color “Lava Jato” que avanza en Brasil, con la cual lograron derrocar a la Presidente Dilma Rousseff en el 2016. Como lo dijo el semanario EIR desde un principio, la operación “Lava Jato” está dirigida por las mismas redes del Departamento de Justicia de Estados Unidos que también están tratando de derrocar al gobierno de Donald Trump en Estados Unidos.

El general Villas Boas escribió un tuit el martes por la noche, donde advertía que el ejército “se mantiene atento a su misión institucional” y señala que “aseguro a la nación que el Ejército brasileño, juzga compartir el anhelo de todos los ciudadanos de bien, de repudio a la impunidad y de respeto a la Constitución, a la paz social y a la democracia”.

La importancia del tuit del general no pasó inadvertida para nadie en Brasil, y causó un escándalo en todo el espectro político. El jefe de la Fuerza Aérea emitió una declaración en desacuerdo con los comentarios del general Villas Boas; el ministro de Defensa dijo que no había nada malo en lo que el general había tuiteado; el jefe del Comando Occidental del Ejército también le dio su apoyo; un nutrido grupo de abogados y políticos lo denunciaron como la mayor amenaza a la democracia en Brasil desde el golpe militar de 1964; y así por ese estilo.

Posiblemente, la respuesta más reveladora vino del propio juez de “Lava Jato” en Río de Janeiro, Marcelo Bretas, quien reenvió el tuit de la amenaza del general Villas Boas, acompañado de emoticones de aplausos, y añadiendo que no estaba de acuerdo con quienes dicen que los comentarios del general equivalen a una amenaza de golpe de Estado militar. El juez Bretas es famoso en Brasil por haber dictado, como parte de la operación “Lava Jato”, una sentencia mezquina de 45 años al almirante Othon Pinheiro, muy respetado en todo Brasil y en especial entre las capas de militares nacionalistas por ser el padre del programa nuclear brasileño.

La operación “Lava Jato” del Departamento de Justicia estadounidense está teniendo éxito en la misión que le asignaron de destruir las instituciones de Brasil, y de polarizar peligrosamente al país. El general Villas Boas es parte de un grupo de extrema derecha dentro del ejército, que respalda el libre mercado británico y un anticomunismo fanático. Ese grupo ha estado haciendo cada vez más ruido últimamente, incluso un grupo de altos militares retirados se reunieron hace una semana con representantes de las “redes sociales” que están haciendo campaña en contra de Lula, a fin de trazar una estrategia de manifestaciones de calle y otras protestas para presionar a que Lula sea encarcelado.