Las sanciones de Estados Unidos a Rusia: consecuencias intencionadas e involuntarias

14 de abril de 2018

13 de abril de 2018 — Producto de las sanciones anunciadas por el Tesoro de Estados Unidos el 5 de abril en contra de los “oligarcas” de Rusia, en particular en contra de Rusal Corporation, de Oleg Deripaska, se produjo una crisis en los mercados globales de aluminio. El precio del aluminio en los mercados globales se elevó en más de un 10% esta semana que concluyó el miércoles, según el informe de Bloomberg al cierre de ese día. Rusal representa el 6% de todas las exportaciones de aluminio a nivel mundial.

El estrangulamiento de la compañía que la puede llevar a una posible insolvencia es intenso. Es probable que la compañía incumpla en sus eurobonos en mayo, según Reuters del 10 de abril, porque casi toda su deuda en el exterior está denominada en dólares y las sanciones evitan que pueda adquirir dólares. Rio Tinto y Glencore están “revisando” o recortando sus contratos de entregas con Rusal (Glencore declaró el 11 de abril una fuerza mayor en los contratos de 50,000 toneladas métricas) y se están retirando de su junta directiva.

El Grupo Bolsa Mercantil de Chicago revocó el estatus de registro ya aprobado de entregas de metales de Rusal en contra de sus contratos a futuro de aluminio, según el anuncio publicado en su sitio electrónico. La Bolsa de Metales de Londres (BML), más grande, una tercera parte de cuyas reservas de aluminio provienen de Rusal, tampoco va a aceptar su aluminio en ventas por intermediación de la BML.

Colin Hamilton, director de metales en la gigantesca comercializadora de metales BMO Capital Markets Ltd, le dijo a Bloomberg que “no la podemos hacer sin Rusal. Necesitamos la materia prima de Rusal”. Según Oliver Nugent, estratega de materias primas del Banco ING NV, “la suspensión en la BML de la producción fresca de Rusal, ciertamente vuelve mucho menos atractivo el comprar incluso para entidades no estadounidenses. Definitivamente abona a la teoría de que esto significa una pérdida real en el abastecimiento del mercado mundial”. Nugent dijo que el mercado mundial de aluminio ya tiene un déficit en la oferta, y aunque no lo dijo, esto se debe a la baja producción en Estados Unidos. Los precios “podrían elevarse hasta un nivel en donde se promuevan las exportaciones de aluminio de China”.

Por lo tanto, debido a las sanciones a Rusia, Estados Unidos pudiera tener que aumentar sus importaciones de aluminio, que acaban de recibir un aumento del 10% en los aranceles.

Mientras tanto el rublo ha perdido 12% de su valor y el diferencial CDS sobre la deuda soberana de Rusia (específicamente los bonos a cinco años) han tenido un salto en dos semanas, de 104 a 162, lo que significa que se necesita una prima de $162 al año para comprar un seguro en contra de incumplimiento en cada bono por $10,000. El Grupo Rusal emplea a 170,000 rusos. TASS informó el 12 de abril que el Ministro de Finanzas de Rusia, Anton Siluanov, dijo que el gobierno no pretende nacionalizar o siquiera comprar acciones de Rusal, ni comprar más aluminio para las reservas nacionales, sino que le aportará liquidez para ayudar al grupo.