La Sociedad Médica Sirio-Americana, los aliados de los terroristas de los Cascos Blancos, financiados por EUA

14 de abril de 2018

14 de abril de 2018 — RT publicó el viernes 13 un extenso perfil de la Sociedad Médica Sirio-Americana (SAMS, por sus siglas en inglés) elaborado por Max Blumenthal, que muestra que estos socios conspiradores junto con los Cascos Blancos no son más que monstruos occidentales para llevar a cabo cambios de régimen, que apoyan a los grupos terroristas. La SAMS es la otra fuente que se cita junto con los Cascos Blancos para escupir las mentiras sobre las supuestas armas químicas en Duma.

La SAMS fue fundada en Chicago, en 1998, y en un principio trabajó con el gobierno de Siria, recibiendo financiamiento de parte de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID en sus siglas en inglés), dependencia del Departamento de Estado. Un miembro de la SAMS le dijo a Blumenthal que en cierto momento, la Hermandad Musulmana se apoderó de esta Sociedad, y entonces mucha gente renunció a ella.

“De acuerdo con la declaración financiera de la SAMS del 2015 [PDF], el presupuesto de la organización saltó de $672,987 dólares en el 2013, a casi $6 millones de dólares en el 2015; de esos $6 millones, $5.8 millones vinieron de parte de la USAID. David Lillie, director ejecutivo de la SAMS, además resulta que también trabajaba para la USAID, del mismo modo que Tony Kronfli, director de operaciones de la SAMS”, escribe Blumenthal.

Señala que la persona que dirige esta operación del lado sirio es Zaher Sahloul, “un rabioso agente enemigo de Irán, dedicado a blandir los tambores de guerra de cambio de régimen en contra del gobierno de Siria”. Él trató de llevar a Obama a que estableciera zonas de exclusión aérea, y participó en la manifestación en Nueva York que fue organizada por la Organización de los Muyahedines del Pueblo de Irán (MEK), el grupo terrorista iraní contrario al gobierno, el 20 de septiembre del 2016, en contra de Irán y Siria. Su hijo trabajó en una organización vinculada a Tony Blair en el Reino Unido en contra de Irán y Siria.

La SAMS alega que tiene en operación 100 hospitales en Siria, todos en zonas controladas por los yihadistas, entre ellos en Idlib. “En Washington”, Blumenthal escribe, “la SAMS se jacta de que se ha convertido en líder que aboga y crea legislaciones comprometidas, cabildeando en el Congreso, el Departamento de Estado, y la Organización de las Naciones Unidas, por el cambio de régimen en Siria”.