Rusia y Siria presentan pruebas ante la OPAQ de que el incidente en Duma fue montado; advierten de la amenaza de guerra nuclear

27 de abril de 2018

27 de abril de 2018 — Los expertos técnicos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) entrevistaron hoy a seis de los 17 sirios provenientes de Duma que fueron a la Haya a testificar como testigos oculares de que los Cascos Blancos montaron el teatro del falso ataque con armas químicas el 7 de abril en Duma, que se utilizó como pretexto para el bombardeo del Reino Unido, Estados Unidos y Francia en contra de Siria el 14 de abril.

Después de la entrevista, varios de estos testigos presenciales relataron sus historias personales en el informe de prensa que presidió el representante de Rusia ante la OPAQ, Alexandr Shulgin. Los testigos claramente eran ciudadanos del común: doctores, paramédicos y laboratoristas del único hospital en Duma, un residente que estaba en ese momento en la Sala de Emergencias, y Hassan, el niño de 11 años que fue arrastrado al incidente montado por los Cascos Blancos, y su papá.

El personal médico y el residente informaron todos que no hubo olor a substancias químicas y que ninguna persona presentó síntomas de un ataque químico, solo algunas personas sufrieron asfixia moderada o leve causada por el humo y el polvo. Ni siquiera se tuvo que ingresar a nadie para ser hospitalizado; después de tratarlos, todos fueron enviados de regreso a sus casas. Algo que si informaron es que un grupo de personas entraron intempestivamente en la Sala de Emergencias gritando “Protección Civil”,“ataque químico”, creando pánico y arrojando agua fría sobre los pacientes a la vez que algunos filmaban con sus teléfonos.

El general ruso Igor Kirillov presentó imágenes de los departamentos en donde se supone se arrojaron los cilindros con contenido químico, en donde se pueden ver los cilindros sin daño alguno, las tasas de té todavía alineadas, etc.

El informe fue saboteado por los representante ante la OPAQ del Reino Unido, EU, Francia y otros aliados europeos, quienes denunciaron todo como un “montaje”. Las preguntas de la prensa fueron hostiles, hasta viciosas, pero el informe se transmitió en vivo en Sputnik y en RT con la traducción al inglés, y está disponible al mundo entero.

Después de las presentaciones, el embajador Shulgin recordó enérgicamente la amenaza estratégica. Se acusa constantemente a Rusia de diseminar “noticias falsas” y de “librar una guerra informativa”, dijo; ahora están ustedes viendo quién está haciendo justamente eso. Los terroristas de los Cascos Blancos que son alimentados con el dinero de los contribuyentes de Estados Unidos y del Reino Unido, los agarraron con las manos en la masa. ¡Pero este fraude tiene consecuencias de un alcance mucho mayor!, subrayó. El mundo no había estado tan cerca de la amenaza de un conflicto entre Rusia y Estados Unidos, probablemente desde la crisis de los misiles cubanos en 1962, dijo Shulgin. Ahora pareciera que esa amenaza no es tan aguda, pero todavía permanece la amenaza de una acción militar.¡Dios no permita que esto lleve a algún tipo de conflicto nuclear!

El representante ruso acusó que esta provocación en Duma trae a la mente el incidente en Gleiwitz de 1939, montado por unidades de la SS Nazi para que pareciera que Polonia había atacado a Alemania lo que utilizó Alemania como pretexto para desatar la Segunda Guerra Mundial.

Emotivamente apeló a la razón: ¡Alejémonos de esta ruta que todavía nos arrastra a un conflicto! No podemos permitir que la Guerra Fría se convierta en guerra caliente. Tenemos que trabajar juntos en nuestros intereses mutuos, con respeto mutuo. Tiene que haber paz en Siria, para que dentro de muchos años, Hassan pueda crecer para convertirse en doctor, maestro, o quizá hasta en un diplomático que represente a su país. Nosotros esperamos que prevalezca el sentido común, concluyó.